Michael Lapsley participará en la 25 Feria Internacional del Libro

Comparte
Caminos

La presencia del religioso Michael Lapsley en la 25 Feria Internacional del Libro de La Habana, es un privilegio para las cubanas y los cubanos, que en dos momentos (el sábado 13 de febrero, a la 1:00 pm, en la Casa del ALBA cultural y en la Sala Nicolás Guillén, en La Cabaña, el lunes 15 de febrero, a las 12:00 m), podrán
intercambiar con este luchador, que desde la fe ha transformado el dolor en inspiración para construir más justicia social.

Por su lucha en Sudáfrica contra el régimen del apartheid, sufrió atentados y vivió exiliado en Lesoto y luego en Zimbabue. Lapsley se unió a la Sociedad de la Sagrada Misión y fue enviado a Sudáfrica en 1973. En medio de un clima de represión, se convirtió en capellán de estudiantes en las universidades y comenzó a denunciar fusilamientos, detenciones y torturas. Su compromiso con la causa del pueblo
sudafricano quedó ratificado al unirse al Congreso Nacional Africano.

En 1990 en Zimbabue recibió una carta-bomba que le dejó huellas físicas y psicológicas. Así lo rememora: “(…) Al abrir la revista, activé el detonador de la bomba, aún recuerdo cómo pasó, recuerdo la intensidad de dolor como nunca creí que un ser humano pudiera experimentar (…) A mí no me mueve el odio ni el rencor, ni la autoconmiseración, tampoco un afán de venganza. No creo en los castigos, sino en la justicia reparadora (…)”.

Tras regresar a Sudáfrica, ejerció su ministerio sacerdotal en la diócesis anglicana de Ciudad del Cabo. El padre Michael ha jugado un rol protagónico en el proceso de reconciliación nacional, que siguió a la derrota del apartheid. Se destaca su contribución desde el Centro para Víctimas de la Violencia y la Tortura y la Comisión de Verdad y Reconciliación (TRC). En 1998 crea el Instituto de Sanación de la Memoria (IHOM), en Cape Town, para ayudar a las víctimas de la
violencia. Sus experiencias no se han limitado a Sudáfrica, también ha laborado en Ruanda, Zimbabue, Colombia y Estados Unidos, como refiere en el libro “La redención del pasado”.

El líder Nelson Mandela reconoció el valor de la vida de Michael, al catalogarla “una metáfora fascinante…un extranjero que vino a nuestro país y fue transformado. Su vida es parte del mosaico en el que se ve reflejada la infinidad de derroteros y combates que configuraron la trayectoria de nuestra gente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>