Movimientos sociales demandan cese inmediato del bloqueo a Cuba

Comparte

Desde su fundación, la Organización de Estados Americanos (OEA), ha sido y sigue siendo, un instrumento al servicio del Imperio Yanqui, para manosear y despojar a los pueblos Latinoamericanos de su derecho a la libre autodeterminación. Desde este espacio se ha promovido la defensa de un sistema económico, político y social, (el capitalismo) que ha dado como resultados: bloqueo económico, saqueo y explotación de las riquezas de los pueblos y chantaje a los Gobiernos perpetuando así la desigualdad y la injusticia social.

Los días 18 y 19 de abril del 2009 se realizó en Trinidad Tobago la V Cumbre de las Américas auspiciada por la Organización de Estados Americanos (OEA).

En Trinidad Tobago, una vez más, se perdió la oportunidad de convertir una “Cumbre de Mandatarios” en un espacio de solidaridad y unidad regional alrededor de los intereses de nuestros pueblos y gobiernos latinoamericanos, y no dejó de ser el mismo espacio útil a los intereses del gobierno norteamericano, principal artífice de la actual crisis económica mundial, que busca desesperadamente el apoyo para validar su propuesta de rescate al sistema capitalista neoliberal.

Varios gobiernos dignos de América Latina han planteado la necesidad de rescatar el mandato de la OEA como un espacio multilateral propio, sin la injerencia extraña y nefasta del gobierno yanqui. Pese a esta posición soberana, en la recién pasada cumbre no se les permitió abordar puntos trascendentales que involucran a la región, como son:

  • El cese inmediato del bloqueo a Cuba.
  • El reconocimiento por parte de la OEA del daño provocado por el bloqueo al pueblo cubano.
  • El enfrentamiento común a la crisis económica generada por el neoliberalismo.
  • El respeto a la autodeterminación de los pueblos y,
  • Una revisión total a los mandatos y funciones de la OEA debido a su actual inoperancia histórica, y a su apoyo a dictaduras militares en la región.

A pesar que la OEA no lo quiso oficializar y al margen de la voluntad de los EE.UU, quedó clara la posición de los países de América Latina en su firme apoyo y solidaridad con la hermana República de Cuba, demandando la inmediata suspensión del bloqueo imperial y expresando su condena a la política de exclusión en contra de su Gobierno Socialista. Así mismo, se puso de manifiesto el interés de Latinoamérica por abordar la problemática económica tomando en cuenta el daño que han provocado las políticas neoliberales: desmantelamiento de los estados nacionales, saqueo del patrimonio nacional, desempleo a centenares de miles de trabajadores, violación a los derechos humanos de los migrantes, cierre del acceso a los servicios públicos básicos, dilapidación de los fondos de la Seguridad Social y quiebra de las Bancas de Fomento Nacional.

Por lo anterior, los pueblos latinoamericanos hemos dicho: No al ALCA, basta al DR-CAFTA y rechazo al ADA-UE-CA, y expresamos la necesidad e importancia de brindar total respaldo a las iniciativas del ALBA como único medio para enfrentar la crisis actual y romper la vieja hegemonía e imposición imperialista en el seno de la OEA, proyectando la nueva posición de América Latina en defensa de su autodeterminación y respeto a la soberanía de todos nuestros países.

Los resultados de la Cumbre de Trinidad y Tobago estuvieron totalmente al margen de la realidad de América Latina finalizando con un forzado documento que sólo fue suscrito por el país anfitrión y que la estructura de dirección de la OEA ahora pretende revivir en la Asamblea General de San Pedro de Sula, Honduras, para imponerlo como documento oficial, lo cual busca reafirmar el viejo rol de la OEA como instrumento de mediatización intervencionista al servicio de los EE.UU., cuestión que rechazamos enérgicamente.

El fracaso obtenido por los EEUU en la Cumbre de Trinidad y Tobago es un rotundo triunfo de los movimientos sociales de la América Latina indígena, negra y popular, y de los pueblos y gobiernos del ALBA, es un triunfo de nuestros pueblos organizados en su lucha por la autodeterminación. Es la ruptura del sometimiento frente al poder hegemónico yanqui, y significa el posicionamiento de América Latina en un nuevo marco de solidaridad, unidad y complementariedad que simboliza y representa el ALBA.

Es importante dejar claro que no se aceptará ningún documento o acuerdo en el marco de la OEA, ya que ese es un espacio regional que solo ha servido para salvaguardar los intereses capitalistas de multinacionales y sus gobiernos aliados, y para legitimar agresiones políticas, económicas y militares en nuestra región.

Por lo tanto, exhortamos a nuestros gobiernos y pueblos a:

1. Desconocer el documento de la “V Cumbre de la Américas” de la OEA, por ilegítimo y no responder a los intereses de nuestros pueblos.

2. Rechazar la política injerencista de los EEUU y condenar su actitud inmoral de bloqueo económico a la Hermana República de Cuba, conforme lo dispuesto en la 17 resolución de la Asamblea General de la ONU, y que se proceda de inmediato a obligar a los EE.UU. a que pague los daños económicos, sociales, políticos y culturales a Cuba.

3. Fortalecer y promover un modelo de nuevas alternativas de relaciones culturales, políticas y económicas entre nuestros pueblos con la solidaridad, el apoyo mutuo y la complementariedad incuestionable que significa y representa el ALBA de las Américas.

4. Invocar el principio de respeto a la libre determinación de los pueblos, a la No injerencia de potencias externas en nuestros asuntos, a como reiteradamente lo han denunciado a nivel internacional Nicaragua, Venezuela, Cuba, Ecuador y Bolivia. De la misma forma, rechazar el Neocolonialismo impuesto a países de Latinoamérica.

5. Luchar contra el Imperialismo Yanqui que en los últimos 120 años en América Latina ha pasado continuamente del chantaje económico y político a la intervención militar bajo el beneplácito y bendición de la OEA, la cual ha perdido su sentido y objetivo histórico y se constituyó a espaldas de América Latina en un instrumento al servicio Yanki. ¡¡Ha llegado la hora de una nueva organización con las manos yankis fuera de América Latina!!

6. Movilizar a nuestros pueblos, para conjuntamente y con el apoyo de nuestros gobiernos podamos enfrentar dignamente la crisis económica mundial fuera del injerencismo imperialista, teniendo como objetivo primordial construir una América Latina distinta enfocada en la lucha contra la pobreza heredada por las oligarquías vende patrias, en el logro de la justicia social, el respeto a la naturaleza y el rescate de nuestros valores ancestrales así como el bienestar y felicidad de nuestros pueblos.

¡¡ América para los latinoamericanos!!

Dado en San Pedro de Sula, a los 30 días de Mayo del 2009.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>