Mujeres cubanas escogieron la niñez como tema central del Día Mundial de Oración

Comparte
Edel Rivero y Sayonara Tamayo

Desde el año 1930 Cuba se insertó en la celebración ecuménica del Día Mundial de Oración (DMO), una iniciativa de mujeres cristianas de Estados Unidos y Canadá que lleva como lema “Informarse para orar y orar para actuar”.

Más de 170 países celebran cada año esta jornada en el primer viernes del mes de marzo. Por primera vez, después de varios intentos, Cuba fue aprobada para escribir el programa mundial de este día. Para ello, el comité organizador de la isla escogió como tema “Al recibir a las niñas y los niños, me reciben a mí”, una cita bíblica que recuerda la importancia evangélica del cuidado y la atención a la niñez y la infancia.

Según Ormara Noda, coordinadora de dicho comité, “cada año, cada país que lo escribe, cada celebración que nosotras hacemos, es una experiencia nueva que nos enriquece y nos conecta, nos relaciona con las mujeres del país escritor. Que hayamos sido nosotras este año las que hemos escrito el programa y llevemos a otras mujeres del mundo a reflexionar sobre nuestra realidad, nuestras iglesias y experiencias, es algo que nos llena de mucho gozo y también de mucha espiritualidad. Nos satisface que hayamos tenido el privilegio y la capacidad de organizar un programa por el que mujeres de todo el mundo están conectadas con nosotras a través de la oración.”

El Reverendo Joel Ortega Dopico, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, consideró como relevante este hecho “dado todas las características que tiene nuestro pueblo, donde hoy podemos vivir en amplitud la libertad religiosa, no solamente entre las distintas ramas del cristianismo, sino también las ocho religiones que están presentes en el país.”

El programa del DMO comenzó en Cuba con un culto ecuménico celebrado el pasado día 4 en la Primera Iglesia Presbiteriana Reformada de La Habana.

Rosangela Oliveira, Directora Ejecutiva del Día Mundial de Oración, expresó que “esta celebración aquí es muy simbólica porque en Cuba se ha dado prioridad a la niñez y a algunos derechos como la educación. Es algo que está garantizado, la prosperidad de los niños, vivir para educarse y no estar trabajando como es muy común en algunos países donde todavía es una lucha para establecer e implementar los derechos a la educación.”

Muchos fueron los motivos de oración propuestos por las mujeres cubanas relacionados con el contexto en la región, entre ellos, la salud de las miles de personas afectadas por la epidemia del Zica.

“La liturgia también tiene que abrir espacio para la oración por el momento presente, por lo cual fue muy bueno incluir este motivo. Decimos que el Día Mundial de Oración no es sólo orar como un acto aislado de la vida cotidiana. La oración implica acción. Uno de los resultados de este proceso es la toma de conciencia de los problemas que tiene la gente en un país y esto ayuda también a las personas de otros países a tomar conciencia de sus propios problemas, de su propia situación”, según Oliveira.

Sobre esto Dopico añadió “el mensaje que damos es el del compromiso de Cuba y la disposición de siempre ayudar, de siempre dar un paso en favor de aquellos que están en necesidad.”

El programa mundial por la jornada de oración, preparado por mujeres de varias regiones de Cuba, incluye también estudios bíblicos, un culto para niños y niñas y la sistematización de informaciones sobre la realidad cubana.

“Estamos orando en el momento correcto para Cuba”

El Día Mundial de Oración y las actividades que integran el programa en Cuba se celebran en una fecha próxima a la visita a la isla del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, como parte del proceso de normalización de relaciones entre ambos países. “En el caso del bloqueo son ya muchos años de algo que consideramos que es injusto, porque es inhumano en sí mismo. En este contexto de búsqueda de normalización de relaciones con los Estados Unidos el propio presidente pidió al Congreso que tuviera en cuenta el hecho de que fuese levantado el embargo. Creemos que esta oración no sólo de los cubanos, sino de millones de cristianos alrededor del mundo, sea no solamente escuchada por Dios, sino también por aquellos que pueden tomar la decisión de levantarlo”, expresó Dopico.

Por su parte, Oliveira añadió que “hacer la celebración en Cuba en este momento en que muchas cosas están cambiando nos hace sentir que estamos orando en el momento correcto para Cuba. Es un tiempo en que ustedes están experimentando un reencuentro, una nueva aproximación con países con los que no estaban pudiendo tener relaciones diplomáticas, especialmente Estados Unidos. Es una etapa que se está superando. Nuestra oración es parte de ese proceso de diálogo, de reencuentro, de respeto mutuo y de la búsqueda de la justicia y paz”.

El movimiento ecuménico ha tenido un rol activo en la lucha internacional por la eliminación del bloqueo contra Cuba que, aún cuando se haya avanzado en algunos aspectos, en otros como el financiero experimenta un recrudecimiento. Sobre esto Oliveira refirió que “las iglesias y la gente que entienden el impacto del bloqueo, especialmente en la vida de los niños y niñas, han orado, se han pronunciado y han buscado la manera de influir para que el embargo sea suspendido. Esto está presente todavía en nuestras oraciones y en lo material continuamos diciendo que necesitamos hacer más como iglesias y como pueblo para denunciarlo hasta que pueda terminar.”

El Día Mundial de Oración busca potenciar la solidaridad, la unidad cristiana y la reflexión sobre temas de la realidad, entendiendo el poder de la oración como acción eficaz del pueblo de Dios. Asimismo sirve para sensibilizar a los pueblos con las problemáticas de otras personas, países y culturas, y orar con y para ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>