“No se puede excluir ni discriminar a nadie”

Comparte
Sara Más

“Si somos consecuentes con nuestra estrategia de desarrollo, que privilegia los programas sociales y la atención a los derechos del ser humano, no se puede excluir a nadie”, dijo la sexóloga en un aparte con periodistas el martes 19, durante la celebración del V Congreso Cubano de Educación, Orientación y Terapia sexual.

La Directora del Cenesex señaló que “en todas las sociedades hay grupos mayores y menores, y a todos hay que darles atención. No se puede usar como criterio los prejuicios para excluir a nadie”.

En ese sentido, adelantó que solicitará al Partido Comunista de Cuba que, dentro de sus filas, “estos elementos sean tratados y que las personas no sean discriminadas”, algo que no está regulado explícitamente. “Tiene que estar dicho y declarado que no debe existir esa discriminación. No tiene nada que ver tu definición ideológica y partidista con tu orientación sexual”, comentó.

“No se puede usar como criterio los prejuicios para excluir a nadie, como mismo ha pasado históricamente con la raza, con las etnias, con las mujeres y muchas otras realidades que son objeto de discriminación”, agregó.

Mariela Castro confirmó que ya se han realizado las primeras operaciones de cambio de sexo en Cuba, ejecutadas por especialistas cubanos y belgas, “Estamos cumpliendo con las leyes, en este caso con una resolución el Ministerio de Salud Pública que autoriza la cirugía de adecuación genital entre los procedimientos de atención a personas transexuales”, dijo en referencia a la resolución 126 del 4 de junio de 2008.

Precisó que, hasta el momento, la Comisión Nacional de Atención a Transexuales ha atendido a 122 personas e identificado 30 transexuales, “que, incluso, si lo desean, pueden ser operadas. De ellas, todavía no llegamos a la mitad”, señaló.

Aclaró que, si bien los tratamientos hormonales estaban contemplados en este tipo de atención, desde 1979, el Ministerio de Salud Pública reajustó su presupuesto, incluyendo desde 2008 este tipo de operaciones, que va programando cada año de acuerdo a sus posibilidades.

Mariela reconoció que subsisten barreras y resistencias a esta labor, ya sea “por desconocimiento, por prejuicio”. Añadió que “hay una resistencia muy grande por la fuerte homofobia de nuestra cultura”.

Entre las prioridades del trabajo del Cenesex en este sentido, insistió en los esfuerzos para que se reconozca la unión legal entre personas del mismo sexo, como una forma de proteger legalmente sus derechos patrimoniales, “que es lo que más afecta”.

“Las estadísticas no nos dicen nada. Lo que sabemos es que hay montones de personas homosexuales que requieren ser reconocidas en las leyes y en las políticas en cuanto a sus derechos”, dijo.

tomado de Revista Mujeres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>