Ojo con el Vice

Comparte

El sistema electoral de Estados Unidos tiene cosas realmente fascinantes. La más notable es, sin dudas, que todavía muchos norteamericanos creen que es democrático y que además debería ser el modelo a imitar por los demás países. No pocas personas en el mundo piensan igual. Se trata de la prueba suprema de la eficacia de la propaganda norteamericana, capaz de hacer creer a muchos cualquier cosa y convencerlos de que lo hacen libremente.

No importa que la mayoría de los norteamericanos que pueden votar no voten ni que a otros muchos se les niegue de diversas maneras, el derecho a votar. No importa que muchas veces no se cuenten los votos o se adulteren los resultados de los escrutinios o se declare ganador al que menos votos obtuvo cual fue el caso de Bush, el actual Presidente. Los grandes medios llamados de “información” se encargan de atosigar a los lectores y sobre todo a los televidentes con una avalancha de palabras y de imágenes que poco informan y nada explican. Se trata de un operativo colosal para impresionar y crear un estado de ánimo en audiencias cautivas para que sientan que están en medio de una lidia en la que ellas participan.

Pero de todas las cosas fascinantes de la política norteamericana posiblemente nada supera a la selección del candidato (o la candidata) a la Vicepresidencia de la República. Específicamente quien decide quién será esa persona.

En los últimos meses se ha hablado hasta la saciedad del proceso para la selección de los candidatos a la presidencia del Partido Demócrata o del Partido Republicano (hay otros partidos y otros candidatos pero no existen porque no son mencionados en los grandes medios de “información” ).

El proceso de selección, culmina en las respectivas convenciones que celebran los dos partidos. Ambos se emplearon a fondo durante largos meses en la realización de elecciones primarias en las que sus bases eligieron a sus delegados a dichas convenciones con la tarea de determinar, sus candidatos a la Presidencia y la Vicepresidencia.

Pero ojo con el Vice. Por razones desconocidas a las que los grandes medios no permiten ni asomarse, el candidato a la Vicepresidencia lo escoge el aspirante a Presidente, quien, según una curiosa tradición, lo anuncia pomposamente, antes que se reúna la Convención.

Sesudos analistas de los medios esos que nos quieren hacer creer que son los que saben, los que piensan en lugar de los demás gastaron miles de horas en elucubrar sobre quien sería el agraciado o la agraciada.

En vísperas de la Convención Demócrata Barack Obama, quien nadie dudaba iba a ser postulado a la presidencia, anunció que su Vice sería el Senador Joseph Biden, político de larga trayectoria en su partido y en el Senado que había tratado más de una vez sin éxito de alcanzar la candidatura a la presidencia. Se celebró la Convención. Los medios se esforzaron por crear una impresión de debate y lucha interna frente a Obama, se sabe, había estado, la candidatura de la Senadora Hillary Clinton que terminaría con la elección por aclamación, a propuesta de la Clinton, del senador Obama. Nadie mencionó entonces al senador Biden. La Convención fue liberada del trámite de votar por él, algo que por cierto, en su caso, hubiera sido una formalidad innecesaria.

Inmediatamente después será el turno de la Convención Republicana. Le toca la primera semana de septiembre. Por eso cuando iba a concluir agosto el aspirante MacCain hizo saber que su Vice sería Sarah Palin ex alcaldesa de una pequeña aldea de Alaska y desde hace año y medio Gobernadora de ese estado. Su nombre saltó en los medios como una sorpresa inusitada. Los expertos que jamás la mencionaron antes comenzaron a hablar de ella como si fuera una antigua conocida.

La señora Palin tiene 44 años y cuenta con un fuerte apoyo de la derecha religiosa fundamentalista por sus posiciones muy conservadoras respecto a la familia, su destacada membresía en la Asociación Nacional del Rifle y su entusiasta defensa de las grandes corporaciones petroleras frente a los que se preocupan por preservar el medio ambiente de Alaska. Se le reputa como luchadora contra la corrupción aunque ella, pese a su juventud y su escasa experiencia gubernamental, ya es objeto de una investigación al respecto.

Los medios especulan acerca de la capacidad de la señora Palin para acarrear votos femeninos hacia la candidatura republicana. Es posible que tal cosa ocurra en la medida en que estos medios tan eficaces en simplificaciones baratas que despojan a la gente de su capacidad de razonar, conviertan en representante del género a quien es conspicua en el rechazo a los derechos de la mujer y a los derechos de los homosexuales, entre otros aspectos notables de su trayectoria política.

En cualquier caso nadie duda que el senador MacCain será confirmado el primer lunes de septiembre como el candidato republicano a la presidencia y que lo acompañará, como Vice, la heredera designada por él.

La hasta ayer desconocida dama podrá ser en un futuro cercano la Presidenta de los Estados Unidos gracias a la decisión exclusiva de una persona.

No exagero. De los 43 Presidentes que en toda su historia ha tenido ese país nueve eran Vices que asumieron el cargo sin recibir un voto cuando sus titulares fallecieron o fueron alejados por otros motivos. Otros cinco se valieron de sus posiciones para ser electos Presidentes. Casi la tercera parte de los Presidentes llegaron a la cúspide del poder porque habían sido nombrados herederos del singular Reino.

Si MacCain ganara las elecciones sería la persona de más edad en ocupar la presidencia de Estados Unidos. Si tomamos en cuenta ese detalle y el hecho de que es un hombre con la salud quebrantada por el cáncer no hay que ser un avezado comentarista mediático para pensar que si él fuera electo no sería candidato a la reelección en el año 2012. Lo sería la señora Palin quien también podría haber llegado antes a la presidencia si la salud le impidiese a MacCain concluir su mandato. En ambos casos porque esta semana fue la agraciada por el dedo del aspirante a monarca. Ella y él, como se sabe, fervientes republicanos.
Fuente: Cubarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>