Organizaciones defienden economía solidaria como medio para reconstrucción

Comparte

Según Beverly, el Foro evaluó que el modelo de reconstrucción, actualmente implementado, profundiza, aun más, la dependencia política y financiera del país. Explica que hay un refuerzo del modelo económico extractivista y exportador. Esas actividades, en gran parte, son “lideradas por empresas extranjeras. Vemos una política de cooperación que nada tiene de social o de solidaria”, expresa.

El Foro destacó la economía solidaria como una nueva forma de hacer economía, con el objetivo de promover la sostenibilidad e independencia del pueblo haitiano. “Defendemos un desarrollo que incorpore las experiencias ya existentes en el país”, explica Beverly Keene. La economía solidaria, es entendida como una forma diferente de producir, vender y comprar, que no explote o destruya al medio ambiente. Cooperación, solidaridad y autogestión, son algunos de los valores incentivados.

Las resoluciones del Foro apuntan la necesidad de que el pueblo haitiano se vuelva protagonista de los acontecimientos de su país. En ese sentido, una de las resoluciones del Foro, fue la creación de una Asamblea Permanente de los Movimientos Sociales. Para nuestra entrevistada, ésta es una instancia capaz de “reforzar la capacidad de movilización y de definir los medios necesarios para la reconstrucción”, a partir de los deseos de quien habita ahí.

El Foro denunció el uso que algunas organizaciones han hecho del desastre. La ayuda humanitaria proveniente de gobiernos, instituciones internacionales y grandes ONGs no contó con la participación de las organizaciones haitianas, las que ni siquiera fueron consultadas. Beverly evalúa que hay intereses financieros influyendo para que esa ayuda se dé sin participación de la población.

Desde las organizaciones haitianas se reconoce la importancia de la ayuda humanitaria que respete la cultura y las necesidades del pueblo. La experiencia de Cuba, que apoyó sostenidamente a Haití con servicios de salud, y la cooperación del Alba, fueron destacadas como modelos a ser seguidos.

Otra resolución fue el establecimiento de una nueva Misión de Investigación y Solidaridad, que debe estar en el país el 28 de julio, fecha que marca la primera ocupación estadunidense de Haití. El objetivo es acompañar a las organizaciones populares, recoger propuestas y consensuar nuevas iniciativas conjuntas de apoyo.

El Foro reivindica también la retirada de las tropas de la Minustash, la misión de paz de las Naciones Unidas. “No se puede construir un nuevo país bajo la tutela de una tropa militar”, subraya Keene. Y propone además, la realización de una campaña para la renovación del mandato de la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití, pues ella estaría funcionando, hace casi un año, como un gobierno paralelo, bajo el control de mandatarios internacionales como los de Estados Unidos, e instituciones multiláteras y de agencias por ellos controladas, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Las noticias sobre Finanzas Solidarias son producidas con el apoyo del Banco del Nordeste de Brasil (BNB).

por: Camila Maciel
Traducción: Ricardo Zúniga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>