Para juntar manos y sueños

Comparte
Tamara Roselló Reina

Desde el lunes 18 de noviembre y hasta el próximo 22 la red ecuménica que junta a cristianas y cristianos de diferentes denominaciones evangélicas, tendrá su plaza principal en Holguín. “Fe por Cuba” es su nombre con lo que expresan su compromiso con el pueblo de la isla y reconocen la herencia profética del movimiento ecuménico cubano, de las teologías de la liberación latinoamericanas y de la Educación Popular.

Durante los meses transcurridos del 2013 el Comité Organizador, integrado por varias comisiones ha estado ajustando detalles del programa general. ¿Cómo garantizar la transportación de cientos de personas desde diferentes provincias hasta la sede del evento? ¿Qué iniciativas animarán las sesiones de debate? ¿Con qué insumos se provocará la discusión sobre la misión de esta red en el mundo ecuménico cubano y sobre todo de cara a la sociedad donde actúa? ¿Quiénes pueden participar como invitados a este Encuentro? ¿Cómo dejar registro de lo que acontezca y comunicarlo para que más personas conozcan los resultados de estos días? Poco a poco se han ido respondiendo estas interrogantes, compartiendo ideas y tareas.

En Holguín quienes integran la red ecuménica no han parado. Serán anfitriones y anfitrionas de lujo, en una ciudad con tradición en la organización de eventos y actividades culturales. De ahí que las autoridades locales se hayan sumado con toda su experiencia para facilitar cuestiones organizativas y sugerir alternativas para hacer de la estancia allí, un momento grato, difícil de superar en venideros de encuentros nacionales.

Luego de su lanzamiento público en abril de 2012, la red ecuménica “Fe por Cuba” convocó para octubre de ese año y de conjunto con otras instituciones, al Portal ecuménico en el Seminario Evangélico de Teología de Matanzas. Esta iniciativa reunió a alrededor de 400 personas que llegaron a compartir vivencias, opiniones y propuestas sobre la participación ecuménica en la sociedad cubana.

El hucarán Sandy volvió a movilizarles, esta vez para ofrecer su solidaridad a las hermanas y hermanos de las provincias orientales más afectadas por las fuertes lluvias y vientos. Una pequeña representación de la red ecuménica fue para Santiago y Holguín, a recoger escombros, a levantar techos, a dar un fuerte abrazo a quienes perdieron bienes materiales y recuerdos personales y familiares.

En otras zonas la convocatoria fue a recoger ropas y útiles del hogar para enviar a las familias damnificadas. Se organizaron cultos que en plegaria colectiva acompañaron a quienes pasaban momentos difíciles ante los daños ocasionados por el desastre natural.

Varias veces integrantes de esta red se han trasladado hasta el reparto Frank País García, también conocido como El Polvorín, uno de los más marcados por el huracán en Santiago de Cuba. Allí a través del arte, de las tradiciones culturales y de la fe, se cantó a la vida y a la capacidad de los seres humanos para levantarse ante las dificultades.

La red ecuménica “Fe por Cuba” pospuso entonces su I Encuentro Nacional para el 2013, de modo que su celebración permitiera la participación de sus integrantes y escogió por sede a Holguín, precisamente uno de los territorios que más sintió los efectos de Sandy.

Junto a la solidaridad y la incidencia pública, otro de los énfasis de la red es la formación bíblica, teológica y pastoral. De hecho fueron los espacios formativos los que primero juntaron a estas cristianas y cristianos. En ellos comenzaron a compartir principios, valores, metodologías y maneras de pensar la misión de la iglesia cubana hoy.

El Buen Vivir ha sido uno de los temas en los que han centrado esfuerzos formativos. Profundizar en sus claves que tienen un auge mayor en las culturas originarias de América Latina y El Caribe, ha sido una oportunidad para pensar “la sociedad que queremos construir en dignidad y abundancia para todos y todas”, como asegura en una entrevista Silvia Regina de Lima Silva, teóloga brasileña que dirige el Departamento Ecuménico de Investigaciones de Costa Rica. Ella acudió al llamado del Programa de Formación/Reflexión Socioteológico y Pastoral del CMLK en el verano pasado para coordinar el Taller de Biblia en la sede de esta institución. El intercambio con “la gente de las iglesias”, le dejó la sensación a la brasileña de estar “más cerca de la vida cotidiana y las situaciones concretas. Encontré una iglesia muy activa, viva y propositiva, que trae señales de esperanza, se siente desafiada a acompañar el proceso de cambio del país, y tiene conciencia del desafío”.

Más allá de la red
En su I Encuentro Nacional los hombres y mujeres que integran la red “Fe por Cuba” también han diseñado una jornada de incidencia pública en la ciudad sede.

Varias iniciativas tomarán las plazas y calles holguineras. Una exposición fotográfica sobre el pastor bautista estadounidense Martin Luther King Jr., una caminata hasta la Loma de la Cruz y un concierto con la popular agrupación Buena Fe, serán algunas de las oportunidades que tendrá la población local para compartir con representantes de comunidades cristianas de todo el país, “que celebran la fe en el Dios de la Historia con una visión común de la misión de las iglesias y de la responsabilidad social”, como expresa su documento fundacional.

Nota: para este reporte se usaron fragmentos de la entrevista a Silvia Regina de Lima “Descolonizándonos desde el Buen Vivir” de la periodista santiaguera María de las Mercedes Rodríguez Puzo, integrante de la red “Fe por Cuba”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>