Participación en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Derechos de la Madre Tierra

Comparte

En relación con los movimientos sociales, se convocó una asamblea conjuntamente con la MMM, Vía Campesina y Amigos de la Tierra. Esta convocatoria fue el resultado de un proceso iniciado en el seminario sobre la Asamblea de Movimientos Sociales del FSM realizado en Sao Paulo, desde cuando se ha hecho un esfuerzo por tener un lenguaje común, se ha ido avanzando en resolver las diferencias y trabajar en temas de la agenda continental y mundial, como el cambio climático, los TLC y las bases militares. Se plantea la importancia de consolidar una coalición hacia Cancún, para lo que se creará un comité internacional, con la participación de las organizaciones y redes del continente y se invitará a participar a las redes mundiales. Durante la semana se avanzó en la discusión acerca de las bases sobre las cuales se dará dicha articulación.

Se observa que frente a la movilización hacia México hay dos fuerzas capaces de liderar el proceso: ASC y la Vía Campesina, es importante unirse y trabajar conjuntamente, consideramos que no hay razones para no hacerlo.

Ahora hay un consenso en la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur en trabajar el tema y construir conjuntamente con la ASC. Actualmente se está promoviendo el proceso de la constituyente social de la Argentina, como un espacio de discusión de los movimientos sociales, que tiene el apoyo de la CSA y ASC.

En cuanto al trabajo con el gobierno, la evaluación es que el proceso previo de preparación en los grupos de trabajo no funcionó aunque el objetivo era loable, pues no hubo discusión política; la base del trabajo de los grupos fueron los documentos de la Pre-conferencia de las organizaciones bolivianas, cuyas conclusiones constituyeron el eje de la declaración final.

Identificamos dos temas polémicos, en los cuales participamos más activamente: estrategias de acción y referendo. En relación con este último, había varias posiciones diferentes entre las organizaciones y dirigentes de Bolivia. La forma como quedó planteado en la declaración como un objetivo sin fecha definida permitirá que se siga la discusión al respecto. De todas maneras, se puede convertir en una bandera de movilización y ser usado para hacer un llamado, evaluando las realidades nacionales y las posibilidades de realizarlo en cada caso y a nivel continental.

Es una idea interesante de movilización, pero hay que ser cuidadosos, no se construye en cinco meses, se necesita más de un año para hacer un trabajo de campaña, de lo contrario puede volverse contra nosotros. La decisión de llevar a cabo el referendo debe ser el resultado de un consenso nacional y regional con todas las organizaciones, debe partir de alianzas y debates con otras organizaciones. Se debe desarrollar este debate dentro de la ASC y discutirlo con otros sectores.

Por otro lado, en el grupo de estrategias de acción se propuso plantear la importancia de constituir alianzas entre los movimientos sociales y procesos de difusión y movilización hacia Cancún y más allá de la COP16. Durante la conferencia, el debate en esta mesa se desarrolló alrededor de la propuesta inicial de crear una nueva organización para el trabajo en cambio climático, sin embargo, conjuntamente con otras organizaciones y movimientos sociales planteamos la inconveniencia de dicha propuesta y la necesidad de fortalecer la movilización desde los procesos existentes, apoyando el trabajo que se viene desarrollando desde los movimientos sociales. Este planteamiento conjunto fue presentado y discutido con el gobierno boliviano, que estuvo de acuerdo en la estrategia planteada por nosotros.

Tribunal de Justicia Climática

La discusión acerca de cómo avanzar en la constitución de un Tribunal de Justicia Climática se desarrolló en dos momentos: una reunión de organizaciones que han trabajado el tema el 18 de abril y un taller autogestionado el 20 de abril. En ambos casos, se buscaba discutir cuáles deben ser las estrategias para continuar avanzando en la propuesta de realizar un Tribunal de Justicia Climática, planteando objetivos y un marco de trabajo más claro para la consolidación de una acusación global sobre Justicia Climática, hacia Cancún.

En los dos espacios se expresó un apoyo de distintas organizaciones sociales, europeas y latinoamericanas, en continuar avanzando en la propuesta y se planteó la necesidad de convertir al tribunal en una herramienta para la lucha social frente al cambio climático.

Talleres autogestionados

Se realizaron talleres autogestionados conjuntamente con otras organizaciones y redes.

Dado que en la programación oficial se cruzaban los talleres inscritos por la ASC, se decidió fusionar los de integración y militarización. En dicho espacio se realizó un análisis de la estrategia militarista de los gobiernos del Norte y las estrategias y respuestas que debemos dar desde las organizaciones sociales, entre las cuales se encuentra la campaña continental contra las bases militares extranjeras.

Así mismo, se realizaron talleres con Enlazando Alternativas, OWINFS y CJN acerca de la estrategia de los países del grupo BASIC en la negociación, la influencia de los derechos de propiedad intelectual en la transferencia de tecnología y la posición de los movimientos sociales frente a la UNCPCC.

Presentación de trabajo en Cancún

Las organizaciones mexicanas han expresado interés en tener un espacio y coalición amplia, más allá de las diferencias existentes. Es un proceso en construcción, del que RMALC hace parte, en el cual se pretende vincular organizaciones sociales, en especial las cercanas a Cancún. Entre Pueblos, en Chiapas, también está desarrollando un trabajo de movilización hacia Cancún.

Hay un grupo fuerte en Cancún vinculado al PRD y cercano al proceso electoral, a quienes se les pidió un trabajo a-partidista y se llegó a un acuerdo, que les permite usar los documentos después de la Cumbre. Dado que se ha intentado construir un espacio muy amplio, la discusión es muy lenta.

La cancillería mexicana hizo un llamado a una reunión con los movimientos mexicanos en Cochabamba, a la que asistimos también como Alianza Social Continental, con el ánimo de crear un mecanismo de presión por la participación real y la creación de espacios amplios en Cancún.

En América Latina acostumbramos a hacer Cumbres de los Pueblos y creemos que cualquier formato que revista las actividades en Cancún debe corresponder a los procesos de los movimientos sociales del continente, contando con la participación de las organizaciones de otras regiones, por eso mismo, creemos que estas actividades no se deben enmarcar en un espacio llamado “Klimaforum” y no apoyamos la iniciativa de algunas personas que están intentando retomar el esquema europeo sin tener en cuenta las experiencias de movilización de nuestra región.

Alianza Social Continental
18-22 de abril de 2010 – Cochabamba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>