Reclaman comunidades del Macizo Colombiano presencia de autoridades

Comparte

Las comunidades movilizadas en el corregimiento de Lerma (Bolívar) en el marco del Encuentro por Vida Digna, Desarrollo Alternativo y por Derecho a la Alimentación en el Macizo Colombiano, comunicamos a la opinión pública y organizaciones sociales naciones e internacionales, que hasta el momento no han confirmado su participación las autoridades municipales, departamentales y nacionales que fueron invitadas a esta jornada.

Por tal motivo exigimos se hagan presentes La Defensoría del Pueblo, Alcaldes y Personeros de los Municipios de Bolívar, Sucre y Patía, así como de la Gobernación del Cauca y Presidencia de la República, por tanto en este espacio se están discutiendo temas trascendentales para la vida de las comunidades asentadas en la región del Macizo Colombiano, como son: la agudización del conflicto, las fumigaciones y erradicaciones forzosas, la ausencia de inversión y apoyo a la producción agropecuaria y la sequía, el incumplimiento de acuerdos firmados.

Convocantes: Comité de Integración del Macizo Colombiano – CIMA Red por la vida y los derechos humanos del Cauca Mesa por vida digna y desarrollo alternativo del Macizo Colombiano.

Anexamos documentos que están siendo debatidos en la jornada
Documento No. 1
ACUERDOS CON COMUNIDADES MOVILIZADAS, COMPROMISO DE ESTADO.

El Sur de Colombia, y el Cauca en particular, ha sido reconocido por sus luchas sociales y políticas como alternativa autónoma asumida por las comunidades y organizaciones sociales para vencer el abandono, exclusión y represión a que han estado sometidas por los gobiernos centralistas de Popayán y Bogotá por décadas.

Las organizaciones sociales hemos desarrollado procesos para exigir y ejercer derechos, al mismo tiempo para hacer propuestas que responden a las necesidades y aspiraciones comunitarias integradas en sus Pliegos de Exigencias y Planes de Vida.

Los momentos históricos más importantes generados por las comunidades del Macizo Colombiano se han visto representados en diferentes Jornadas, Marchas, Paros, etc. Movilizaciones que han concluido en la firma de Actas de Acuerdos con funcionarios públicos del nivel local, regional y nacional, y que como característica común tienen el incumplimiento de los mismos, desconociendo que dichos Acuerdos son Pactos Políticos y toman la forma de Contratos Sociales de obligatorio cumplimiento.

Las Movilizaciones Regionales y Negociaciones de mayor trascendencia generadas por los procesos del Macizo, en particular las orientadas por el Comité de Integración del Macizo-CIMA y que han concluido con la firma de Acuerdos, han sido: Marcha campesina de la Bota Caucana (Santa Rosa, San Sebastián y Bolívar) y Concentración en Guachicono (Bolívar). Noviembre/1987. Paro Regional del Macizo (Santa Rosa, San Sebastián, Almaguer, Bolívar, La Vega, La Sierra, Rosas) y Concentración en Rosas. Agosto/1991. Asamblea Regional del Macizo y Negociación en Popayán con Delegaciones de Santa Rosa, San Sebastián, Almaguer, Bolívar, La Vega, La Sierra, Rosas, Timbío, Sotará, Patía, Mercaderes, Balboa. Coordinación con Organizaciones impulsoras del Paro Regional del Norte de Nariño y Organizaciones Campesinas del Sur del Huila. Septiembre/1996. Paro Regional del Suroccidente. Concentraciones en El Cairo-Cajibío y Galíndez-Patía. Noviembre/1999, realizada en conjunto con otras organizaciones campesinas y sindicales.

La manipulación de información y los obstáculos para la participación de las organizaciones de base y de los líderes por las diferentes administraciones públicas (nacional, departamental y municipales) no posibilitan la veeduría, seguimiento y control frente a las inversiones que se originaron en los Acuerdos, y por el contrario vienen beneficiando a clientelas y contratistas corruptos que le hacen campaña a politiqueros sin reconocer que dichos beneficios se obtuvieron producto de las Movilizaciones y Pactos liderados por comunidades y organizaciones locales, y en especial regionalmente por el Comité de Integración del Macizo-CIMA.

Este ha sido el caso de los recursos destinados a mejoramiento y dotación de instituciones educativas que se canalizaron en los presupuestos municipales y fueron inaugurados en el período preelectoral para impulsar al actual gobierno departamental, o como lo hace actualmente el Gobernador anunciando la electrificación para el Macizo por $43 mil millones como su gestión personal o el ofrecimiento que se hizo del Fondo Nacional de Regalías a alcaldes para promover la conformación de la Asociación Estrella Fluvial proclive a las políticas tradicionales.

Las organizaciones hemos planteado mecanismos de seguimiento para verificar el cumplimiento de los compromisos asumidos por los distintos gobiernos, sin embargo los grados de ejecución son bajos, y como en el caso de 1999 no han superado el 35%. Los recursos orientados para cumplimiento de Acuerdos de Movilización, en particular los originados en 1999, en su gran mayoría si bien beneficiaron a todo el Cauca e incluso a regiones del Huila y Nariño, poco ha sido lo que aportaron para el Macizo y Sur del Cauca. Pues de los $119 Mil Millones pactados, se ha cumplido con solo $36 Mil Millones. De estos con cerca de $15 Mil Millones, fundamentalmente cubrió Programas de infraestructura vial, Salud y Educación (Ampliación, Mejoramiento y Dotación de Instituciones hoy en cierre) y Programas de Formación y Dotación Artística, y Promoción Cultural, y los mayores rubros aplicados, $21 Mil Millones, se destinaron a dos proyectos regionales.

Veamos: Por un lado, se cubrió el déficit que había al momento del Hospital Regional San José con $12 Mil Millones, que alargó su agonía pues no solucionó el problema estructural que tiene el sector salud (falta de presupuesto para inversión y funcionamiento por parte del Estado Central; deudas cuantiosas que las EPS del sector financiero no le cancelan oportunamente; y la privatización de servicios entre otros) y que más adelante resolvió el gobierno departamental con cierre de servicios y despido de personal, hasta su actual re-estructuración y plan de contingencia con su administración en manos de un pacto de cumplimiento con el Municipio de Popayán, la Gobernación y el Ministerio de Seguridad Social.

Por otro lado, una inversión por $9 Mil Millones, que de los recursos obtenidos de Acuerdos 99, se orientó a Telefonía Rural contratada con un Operador Privado (Compartel) que no ha cumplido con cobertura e incluso con servicio pues las líneas permanecen dañadas o no tienen autonomía para operar pues las plantas y redes dependen de las deficiencias de suministro de energía eléctrica dados los altibajos de las redes de CEDELCA y la ausencia de interconexión de regiones apartadas del Macizo.

Algunos compromisos de trascendencia que están pendientes, sin considerar infraestructura (vías de comunicación y puentes, Electrificación, Acueductos y Alcantarillados), son: Salud: Está pendiente el cubrimiento al 100% de Maciceños Pobres en Régimen Subsidiado al 2003 (10 años de la Ley 100). Hoy el cubrimiento llega solo al 60% y van en deterioro los servicios con los retiros de las intermediarias de salud (ARS, EPS) y las moras de estas mismas con los Hospitales Locales que son realmente los Prestadores. Tierras. Comprometidas 4.500 Hectáreas para el Macizo desde Noviembre de 1996. Cumplidas 55 Has. en Sotará.

Este tema es neurálgico mirado desde la autonomía en el territorio, y la tenencia y usos de la tierra como posibilidad de desarrollo. Si valoramos la tenencia, tenemos masificación del microfundio en zonas de ladera (propiedades de menos de 1.5 Ha/familia) y la ampliación de latifundios (más de 600 Ha/familia) en zonas productivas. En el sur del Cauca, el 85% de los propietarios registrados poseen menos del 22% de los predios, mientras sólo el 0.17% son dueños del 20% de las propiedades.

Desde el uso se reconocer que las actividades productivas en grandes extensiones no son sostenibles desde el punto de vista de las consecuencias ambientales y los costos sociales (ganadería extensiva, monocultivos, plantaciones de coníferas, minería, cultivos de coca y amapola) en zonas frágiles y de reserva. Crédito Agropecuario. El Pacto incluyó un Plan de Alivio y Condonación de Créditos a deudores de Caja Agraria a Noviembre de 1999. A los movilizados del Cauca y Nariño, se les planteó condonar los intereses, el 50% del capital de las deudas y refinanciar los saldos con facilidades (2 años de gracia y plazos de 5 años con bajas tasas). Incluso se orientaron recursos de cooperación del PNUD (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo) por $2.600 Millones de la vigencia 2000.

No se firmó el convenio propuesto para operativizar su ejecución entre Minagricultura-Fonsa y Caja Agraria, hoy ambas entidades están en liquidación. Mientras a los deudores se les viene haciendo cobro jurídico y rematando sus predios desde julio de 2005 a pesar de las comisiones y derechos de petición interpuestos. Y a los grandes deudores de la Caja Agraria no se los ejecutó (familias Pastrana-Diario La Prensa, Lloreda-Grasas y Aceites). Ambiental y Productivo.

Se acordó financiar con recursos del MinAgricultura y Minambiente (CRC $1.500 Millones, CORPONARIÑO $1.000 Millones, Convenio InterCorporativo del Macizo Colombiano-CIMC $300 Millones) el Plan de Desarrollo Agroambiental del Macizo y Sur de Colombia-PLADAMASUR.

Este fue construido de manera concertada por las comunidades de la región entre 1997 y 1998 con recursos de Minagricultura (Pronatta, Fondo-DRI) fruto de los Acuerdos de Popayán (1996). El compromiso se cumplió parcialmente con la gestión del Programa de Conservación y Rehabilitación del Macizo-PROMACIZO por parte del MinAmbiente y FUNDECIMA en 2002 ante la Embajada de Holanda y la FAO, que terminó con su 1ª Fase de Formulación Participativa ampliada a la región al Cauca, Huila y Nariño (con participación de organizaciones indígenas y campesinas además del CIMA).

El compromiso por Minambiente fue gestionar su financiamiento, y administrar la infraestructura e información obtenidas a través de las Corporaciones Regionales-CAR’s y la Unidad Especial del Sistema de Parques Nacionales-UESPNN. Pero una vez más la Inversión directa en las comunidades quedó pendiente. DDHH. Se creó la Comisión Intersectorial de Seguimiento a la situación de DDHH del Macizo y Sur del Cauca, que no ha funcionado a pesar de estar instituida a nivel normativo mediante el Decreto 833 de 2001: “El Presidente de la República, teniendo en cuenta el conflicto social y armado”, en su Articulo 2º. “decreta la conformación de la Comisión Intersectorial para el seguimiento a las investigaciones que se adelantan por violación a los Derechos Humanos en el Macizo Colombiano”, y en su Parágrafo 1º señala que: “Para los fines de la comisión serán invitados especiales con carácter permanente y con derecho a voz, la Procuraduría General, la Defensoría del Pueblo, el Director de la unidad de DDHH, y la Fiscalía General de la Nación”. Así mismo en el Parágrafo 2º, menciona que:”Se debe dar participación a los sectores de la sociedad civil y a las autoridades Departamentales y Municipales”.

La política de los actuales gobiernos nacional y departamental no incluyen este espacio de participación y seguimiento, por el contrario lo han sustituido por Operativos y Consejos de Seguridad para darle tratamiento militar a los conflictos sociales colocando en mayor riesgo a comunidades y organizaciones que reclaman derechos o protestan. Exigencias y Propuestas. Reconocimiento del Gobierno Nacional y Departamental a los Organizaciones Sociales como Interlocutores y voceras de las necesidades de las Comunidades Movilizadas. Citar Comisión Intersectorial de Seguimiento a los DDHH del Macizo y Sur del Cauca Instalar Mesas de Revisión y Cumplimiento de Acuerdos de instituciones con las Organizaciones Movilizadas, por Temáticas y Sectores. Realizar Acciones Sociales de Presión para la inversión de los recursos comprometidos por el Gobierno Nacional y Entidades Estatales para el Cumplimiento Pleno de los Acuerdos. Realizar Acciones Jurídicas (Acciones Populares, Acciones de Grupo, Acciones de Cumplimiento, etc.) para la aplicación de los Compromisos firmados en las Actas de Acuerdo cumplan su carácter de Contratos Sociales de parte del Estado. Solicitar la Veeduría y Seguimiento de Organismos Nacionales e Internacionales como garantes del cumplimiento de los Acuerdos. Imponente Macizo Colombiano,
Mayo-Octubre de 2006

POR VIDA DIGNA, TERRITORIO Y DESARROLLO PROPIO COMITÉ DE INTEGRACIÓN DEL MACIZO COLOMBIANO-CIMA

Documento No. 2
FUMIGACIONES, LEYES Y TRATADOS DE COMERCIO CONTRA EL DERECHO A LA ALIMENTACIÓN DE LOS POBRES

Nuestros Territorios han sido reconocidos mundialmente por su biodiversidad, sus riquezas naturales como EcoRegión del Macizo, sin embargo no por su diversidad étnica, cultural, social y política que jornalea a diario en el olvido y la pobreza. Por ello, desde mediados de los 80 las comunidades del Macizo Colombiano y Sur de Colombia, ante el abandono y exclusión por los sucesivos gobiernos, decidimos un Camino: el de construir Vida Digna.

Escogimos hacer valer nuestros derechos, manifestarnos por nuestro futuro y el de nuestros herederos. En históricas jornadas hemos hecho valer derechos y obligado a los gobiernos nacionales y departamentales a tenerlos en cuenta a través de las movilizaciones y Acuerdos Firmados en 1991 en Rosas, en 1996 en Popayán y en 1999 en Galíndez y El Cairo. A la par de reclamar lo justo, fuimos ejerciendo de manera autónoma lo que consideramos es nuestra guía de pensamiento, construyéndola paso a paso, vereda a vereda, hasta lograr en común: “SER COMO EL AGUA”, un caudal social, ser propuesta de desarrollo propio: Nuestro PLAN DE VIDA, AGUA y DIGNIDAD. Hemos logrado el reconocernos y ganarnos el respeto por nuestra gente, gente del Macizo, del Cauca, de Nariño, del Sur de Colombia.

De reivindicar nuestra Economía Campesina, Comunitaria y Solidaria, nuestras organizaciones y procesos, nuestras ideas. Poco a poco con esfuerzos diarios hemos mostrado lo que queremos y que el Estado nos niega. Avanzamos en la integración de nuestras comunidades y pueblos, en valorar lo propio y sentirnos orgullosos de ser gente del campo, del SER MACICEÑ@S, CAUCAN@S y NARIÑENSES, GENTE DE LOS ANDES, GENTE DEL SUR.

Aprendimos a expresar nuestras identidades y culturas diversas construyendo caminos entre campesinos, indígenas y afrodescendientes. Hemos crecido respetando nuestros territorios, produciendo lo necesario para la supervivencia sin ánimos de enriquecimiento, intercambiando, compartiendo en comunidad.

Venimos cuidando nuestra región, el páramo, la montaña, el valle; recuperando la Finca Tradicional Diversificada, “Mercando en la Huerta y en la Vereda”, compartiendo Semillas, Productos y Saberes en el Encuentro, el Trueque y la Minga. “¡La Vida de l@s Maciceñ@s es la Tierra!” Crecemos como el agua hacia un torrente de Dignidad, vivenciando y validando los DDHH y los Derechos de los Pueblos. Defendemos el Territorio, la Vida y los Procesos Sociales de nuestras comunidades y Organizaciones. En ese jornaleo exigimos al Estado Colombiano su respeto y realización. Sin embargo las respuestas a esos justos reclamos y a los Pactos Firmados han sido burladas permanentemente y por el contrario se nos agrede y arremete con señalamientos, persecuciones, amenazas, masacres (Los Uvos-1991, La María-2006), asesinatos selectivos por paramilitares y fuerza pública, confinamiento de nuestras comunidades con Bases Militares, detenciones arbitrarias y se nos expulsa día a día de nuestros territorios por hambre o temor, llenándonos de tristeza, incertidumbre y miseria.

A pesar de ser reconocido el Macizo Colombiano como Reserva de la Biosfera por la comunidad internacional integrada en la UNESCO desde 1986, hemos padecido no solo el olvido oficial sino los costos de sus políticas equivocadas y fallidas aliadas con intereses mezquinos extranjeros, que más que la gente de la región les importa los recursos que puedan saquear para enriquecerse a costa de empobrecernos y hasta de quitarnos nuestras vidas.

Hoy de manera permanente y despiadada se ensañan en nosotros trayéndonos la guerra con el Plan contra Colombia, la militarización, el paramilitarismo, las Fumigaciones, las erradicaciones forzosas y el Tratado de Comercio: “Con la Apertura Económica, nos dijeron que no sabíamos nada para vendernos de todo” (Enoc Samboní-Líder y Concejal de Santa Rosa, Asesinado por paramilitares en Enero/02 en Timbío). Y no nos dan respuestas a nuestras necesidades.

Queremos Políticas de Desarrollo Rural con Inversión Social! “Nos están matando con venenos, o de hambre o echándonos,… y si nos quedamos en el Terruño nos asesinan, no nos apoyan, antes el gobierno trae “erradicadores reinsertados” y productos de afuera con su Tratado de Comercio-TLC” ¡No queremos más fumigaciones! “Las fumigaciones nos afectan a todos, es parte de la guerra del gobierno contra la gente humilde…” “¿Si es tan dañino y costoso fumigar por que lo hacen? ¿A quienes favorecen con las fumigaciones? ¿A las empresas extranjeras de venenos y de armamentos?” “El País le debe a los Estados Unidos por prestarnos dólares del Plan contra Colombia (más de $12 Mil Millones) para comprarles a ellos mismos helicópteros, aviones, armas y venenos, y nos cobran más impuestos para pagarles a sus asesores militares y pilotos por los operativos para que nos fumiguen con glifosato y nos ametrallen…” Nos imponen por ley declaraciones de áreas de reserva y emergencias ambientales a nuestros territorios y nos expulsan con resoluciones, venenos y plomo, mientras dan concesiones y privatizan lo que antes han declarado patrimonio colectivo, de la nación, … y de nadie, la naturaleza como negocio.

Nos aplican normas y leyes inconsultas como la forestal, la de páramos, la de aguas, siendo antiético e ilegal el desplazar y obligar a padecer de hambre y miseria a cientos de miles de maciceños. Lo ilegal e ilegítimo es cuando el estado no busca el bien común sino desconocer derechos de las mayorías y beneficiar a unos pocos, los grupos económicos y sus socios de afuera. “No somos delincuentes, somos CAMPESINOS POBRES abandonados por el Estado” “Lo ilegal no es la COCA, sino los derivados que usan los enfermos adictos, y que enriquecen a traficantes y corruptos…, pero la cárcel la pagamos los pobres”

“La COCA y la AMAPOLA tienen muchos usos legales, solo permitidos a los grandes laboratorios y empresas de farmacia que también presionan por el TLC y comercian con la salud de todos”. “La COCA y la AMAPOLA, usadas como alimento, como medicina, por tradición cultural, como plantas sagradas por nuestros pueblos; se convirtieron en cultivos de sobrevivencia para Campesinos, Indígenas y Afros presionados por la pobreza” Exigimos Respeto a nuestras vidas y garantías para seguir en nuestros Territorios! “Defendemos el Territorio, la Vida, la Organización y el Bienestar de nuestras Familias y Comunidades”

“El Estado debe reconocernos, repararnos los daños causados y asegurar nuestros Derechos!” El Estado debe apoyar con inversión nuestros Planes de Vida y nuestras propuestas de Desarrollo Alternativo con garantías! “Demandamos el cumplimiento de los Acuerdos y Pactos Firmados por el Estado con el Macizo y Sur del Cauca y la instalación de la Mesa de Seguimiento!” “Convocamos indios, afros, campesinos, autoridades locales y departamentales, en fín a maciceños todos y todas, a la Declaratoria de Emergencia Social, Alimentaria y Humanitaria en el Macizo y Sur del Cauca!”

“Vamos a seguir UNIDOS, concentrados en Asambleas Permanentes pensando soluciones en COMUNIDAD entre todos y todas” “Vamos a seguir en Movilización por Vida Digna!” Imponente Macizo Colombiano,

Octubre de 2006
POR VIDA DIGNA, TERRITORIO Y DESARROLLO PROPIO
COMITÉ DE INTEGRACIÓN DEL MACIZO COLOMBIANO-CIMA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>