Ruta de Bali va en reversa, según la ciencia

Comparte

Cuando Kevin Conrad, representante de Papúa-Nueva Guinea, pidió, por
favor, a los delegados estadounidenses que se apartaran del camino si se
negaban a liderar un proceso consensuado, Washington dio una cabriola y
aceptó la “hoja de ruta” de Bali.

Ante esta hoja de ruta política, ¿qué camino indica la hoja de ruta
científica?

Hace un mes, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio
Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), galardonado con el premio
Nobel de la Paz, advirtió que las emisiones de gases de efecto invernadero
deberían llegar a un tope y comenzar a decaer en un plazo de 10 a 15 años.

Muchos de los científicos más reconocidos en la materia consideran que
no hacerlo no es una opción, porque irreversiblemente desestabilizaría el
sistema climático del planeta.

Los millones de personas ya afectadas por el cambio climático
rápidamente se convertirán en cientos de millones sin una gran reducción
de emisiones. Y hay un alto riesgo de que colapsen ecosistemas únicos que
sostienen numerosas especies de vida, como los arrecifes de coral.

La ciencia insiste en que el primer paso importante para impedir que se
concreten las hipótesis más alarmantes es que los países industrializados
reduzcan entre 25 y 40 por ciento sus emisiones, en relación a los valores
de 1990, para el año 2020.

Representantes de los países industrializados coincidieron con los
científicos en una reunión de la Convención Marco de las Naciones Unidas
sobre Cambio Climático, realizada en agosto en Viena.

Y a lo largo de las dos semanas que insumió la XIII conferencia de las
partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en
Bali, Yvo de Boer, secretario ejecutivo del tratado, a menudo reiteró que
ésta era la ruta que la ciencia había expuesto con claridad.

Entonces, ¿hacia dónde conduce la hoja de ruta de Bali?

No hay mención alguna a la reducción de entre 25 y 40 por ciento de las
emisiones para 2020.

Canadá, Estados Unidos y Japón se opusieron categóricamente a cualquier
objetivo específico en materia de reducciones para los países
industrializados. En la vereda de enfrente se ubicaron la Unión Europea y
muchas naciones en desarrollo.

Para alcanzar un acuerdo, europeos y países del Sur terminaron
concediendo. En el acuerdo final no hay objetivos específicos de reducción
de emisiones. Reconoce, eso sí, que “se requerirán profundas reducciones
en las emisiones globales para lograr el objetivo último” de frenar el
cambio climático.

La hoja de ruta de Bali es, esencialmente, un acuerdo para abrir un
proceso de negociaciones de dos años diseñado hacia una nueva serie de
objetivos de reducción de emisiones para reemplace los del Protocolo de
Kyoto, firmado en 1997 y vigente desde 2005.

Aunque esto puede no parecer un gran avance, hubo un serio debate sobre
un periodo más extenso de negociaciones, que postergaría las acciones
hacia un futuro lejano.

Y hasta el último momento, Estados Unidos —que, por sí solo,
representa alrededor de un cuarto de las emisiones mundiales de gases
invernadero— objetó incluir en la declaración la necesidad de “profundas
reducciones en las emisiones mundiales”, diciendo que la ciencia es
incierta.

“El gobierno de (George W.) Bush ha fastidiado todo de manera
inescrupulosa para el nivel de acción sobre cambio climático que demanda
la ciencia”, dijo Gerd Leipold, director ejecutivo de la organización
ambientalista Greenpeace Internacional.

“Ellos relegaron la ciencia a una nota de pie de página”, señaló
Leipold.

Sin objetivos de reducción, ¿qué se logró en Bali?

“Hemos creado incentivos para hacer atractivo que los países actúen
sobre el cambio climático. Estamos creando ‘zanahorias’ aquí y, tal vez,
si hay necesidad, luego haremos ‘palos’ para alentar a la gente”, dijo De
Boer a la prensa al cabo de la reunión.

La ‘zanahoria’ más grande consiste en permitir a los países ricos
comprar créditos de carbono de los países que preservan sus selvas
tropicales. La deforestación es responsable de entre 20 y 25 por ciento de
las emisiones globales de dióxido de carbono.

Esos incentivos dejaron echando chispas a algunas organizaciones no
gubernamentales.

“Todo se trata de cómo hacer ganancias a partir de la crisis
climática”, dijo a IPS desde Nusa Dua, en Bali, Simone Lovera, de la no
gubernamental Coalición Mundial por los Bosques, con sede en Paraguay.

“Los intereses corporativos están dominando esta conferencia”, agregó
Lovera. Más que comprar créditos para contaminar, los países ricos
deberían reducir sus propias emisiones, explicó.

Las partes de la Convención cometieron un gran error al alentar al
sector empresarial a involucrarse con fuerza en el proceso. Está en juego
la supervivencia de países enteros y es absolutamente imposible que ellos
participen, destacó Lovera, quien ha asistido a muchas conferencias sobre
cambio climático.

Aunque los principios del desarrollo sustentable fueron ampliamente
ignorados en Bali, Lovera dijo que todavía había señales de esperanza,
como el acuerdo holandés para dejar de subsidiar la palma aceitera para
elaborar biodiésel y el compromiso de 2.800 millones de dólares de Noruega
para ayudar a los países en desarrollo a preservar sus bosques. Y Alemania
anunció que reduciría 40 por ciento sus emisiones para 2020.

La mayoría de las organizaciones no gubernamentales felicitaron a los
delegados por lograr un acuerdo, pero diciendo que la hoja de ruta de Bali
es vaga y que carece de ambiciones. Y todos esperan que el gobierno de
Bush se termine, depositando enormes expectativas en el nuevo presidente
del país.

“Los políticos ya no pueden decir que no saben que el cambio climático
es un asunto serio y urgente”, dijo hace un mes Hans Verolme, director del
Programa Global de Cambio Climático del no gubernamental Fondo Mundial
para la Naturaleza (WWF), en la presentación formal del Informe de
Síntesis del IPCC.

“Bali le mostrará al mundo lo que está pronto para hacer”, declaró
Verolme a IPS.

Por el momento, esto es apenas un paso adelante.

*****
+ Bali recalentada: Cobertura especial de IPS Noticias
(http://www.ipsnoticias.net/_focus/cclimatico/index.asp)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>