Significado de la Cuaresma 2013 para el CMMLK y la Sociedad Cubana

Comparte
Caminos

“No se puede poner vino nuevo en odres viejos, ni remiendo nuevo en ropa vieja”, Jesús de Nazaret.

La novedad de Jesús inició otra novedad, la novedad del Reino de Dios y su justicia.

Por esa razón el Evangelio de Marcos cita las palabras de Juan el Bautista y de Jesús en el mismo inicio9 de su ministerio público:” El tiempo se ha cumplido , (Metanoia) arrepentíos porque el Reino de Dios se ha acercado”. Estas palabras me hace recordar a Silvio Rodríguez y a Mario Benedetti, porque ellos me definen, sin quererlo lo que es la El Kairos y la metanoia.

El primer domingo de Enero de 1959, ente otras cosas dije en una predicación en la Iglesia Bautista de Managua: “Hoy, primer domingo de enero de 1959, estoy convencido de que a partir de ahora, comienza una nueva etapa en la historia de Cuba”.

Los ideales, el espíritu romántico, la alegría de vivir, la recuperación de la libertad y la dignidad plena de los cubanos y cubanas se acercó, y “de qué manera, a nuestro pueblo, y la metanoía comenzó a darse a pasos agigantados en todos y todas.

Pero olvidamos una cosa esencial, las advertencias de Martí, y la inquietud del apóstol Pablo: Pero este tesoro está en vasos de Barro”.

25 de abril de 1987, apareció el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. para saldar la deuda con el Evangelio y con nuestras iglesias, este sueño compartido, lleno de ideales, sentido de vida, de identidad y proyectos de vida. Pero olvidamos las advertencias de Martí y de Pablo_” El tesoro en vasos de barro”.

¿Qué significa la Cuaresma , con su miércoles de ceniza del calendario litúrgicos de nuestras Iglesias hoy? La tradición ceremonial y ritualista de siempre nos dice:”Tiempo de cuarenta días hasta que llegue la Pascua, por lo tanto, debemos rezar, ayunar, dar limosna y hacer penitencias”.

La Teología de la Liberación y sus Comunidades Eclesiales de Base, reconsideraron la Cuaresma y la explican así y yo hago la puesta al día en el hoy de CubaÑ

Cuarenta días para cambias los corazones en el sentido del profeta Ezequiel: “Yo quitaré de ustedes el corazón de piedra y les daré un corazón de carne y un espíritu nuevo”. Ez. 36.

Cuarenta días para hacer alto en el camino, una pausa y evaluar la identidad y vocación de nuestros proyectos de vida.

Cuarenta días en el espíritu de Jesús, Martí, el Che y Martin Luther King, mediar y reflexionar y tomar en serio las causas y las secuela que se han engendrado en “Aquello” que se acercó en el 1959 y en el 1987 a nuestro pueblo y a nuestra realidad eclesial y ecuménica, especialmente, “El pecado ciudadano contra nuestro pueblo”.

Cuarenta días para tejer hilos de esperanza en el vestido de nuestro Centro y de nuestra sociedad.

Cuarenta días para sentir la mano y las palabras de Jesús y muy unido a él, de Miguel Velázquez, de el Hombre de Baraguá, de Martí, de Mella, Rubén Martínez Villega, de Abel, de Frank, de Lidia y Clodomira, de Bernabé Ordaz, entre otros y otras, tan dignos y dignas como ellos y ellas, y…

Entonces, hacer nuestra Cuaresma y prepararnos para llegar a una auténtica Resurrección personal y social y luchar con la fuerza y autoridad ética, moral y espiritual por que llegue al fín el REFRIGERIO QUE NUESTRO PUEBLO SE MERECE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>