“Somos un pueblo que puede ser superior”

Comparte

“El debate sobre el racismo es importante en la Cuba de hoy y de mañana”, dijo Esther Pérez, compiladora junto a Marcel Lueiro, de la última Antología de Caminos titulada Raza y racismo. La sala Carlos Juan Finlay fue el espacio para compartir este volumen que recoge artículos, documentos y poesías sobre el tema.

La editorial Caminos del Centro Martin Luther King trajo al programa de la Feria Internacional del Libro de La Habana este texto que se agradece. La lectura de los materiales incluidos aportan miradas múltiples a una cuestión que gana voces y propuestas para la discusión, en el contexto nacional.

Autores como Ana Cairo, Fernando Ortiz, Esteban Morales, Rogelio Martínez Furé, unen sus análisis a los de otros más jóvenes como Izett Samá, Yusimí Rodríguez y Mario Castillo, por solo mencionar algunos. Juntos nos acercan a la problemática racial y a sus desafíos desde la memoria de la esclavitud, la formación de la cultura cubana, la construcción de la historia, la teología, entre otras miradas.

El investigador Fernando Martínez Heredia tuvo a su cargo las palabras de presentación de este nuevo título, que elogió porque muestra “el arcoiris completo de nuestra diversidad social.”

Como momento significativo en la Historia de Cuba, apuntó el también Premio Nacional de Ciencias Sociales 2006, la gesta por la independencia nacional, en la que se unieron blancos y negros, separados durante el período colonial por un racismo que justificaba la esclavitud.

“El racismo de hoy está muy ligado a la crisis de los noventa, pero también a quienes quieren el regreso del capitalismo, porque el racismo es una naturalización de la desigualdad,” añadió.

La lucha por la profundización del socialismo es una apuesta antirracista, de ahí la pertinenencia de hacer público el debate contra esta problemática. El trabajo que al respecto se hace desde la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la dirección del Partido Comunista (PCC) y otras organizaciones, dan cuenta de que se ha avanzado desde el seno mismo de la sociedad cubana. Ahora se trata de sistematizarlo, de socializar el debate poque nos compete a las cubanas y cubanos.

Martínez Heredia finalizó su intervención recordando el aporte solidario del pueblo cubano al haitiano, ante el fatal terremoto del 12 de enero. La sensibilidad y la preocupación mayor ha estado todo este tiempo en la población haitiana, no en el personal cubano que está colaborando allí. Eso dice de la capacidad de entrega y solidaridad que predomina entre la gente, pero “somos un pueblo que puede ser muy superior,” le dijo a los participantes en la presentación de esta nueva Antología de la revista Caminos. Lograrlo también dependerá de la capacidad de lucha contra el racismo, un desafío para alcanzar una sociedad todavía más justa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>