Todos contra el bloqueo a Cuba

Comparte

Desde 1992, esa peticin cubana ha obtenido el apoyo de cada vez ms pases, conscientes de la violacin de Estados Unidos al derecho internacional, por no hablar de su irracionalidad econmica.

El bloqueo contra la isla se inscribe en el conjunto de agresiones directas contra la poblacin de Cuba, determinada a defenderse. Junto con otros actos terroristas, el bloqueo tiene el cometido de socavar la moral del pueblo para rendirlo por hambre, hacerle pagar su apoyo a la revolucin y meterlo al orden. Lo que ha resultado imperdonable para los sucesivos gobiernos estadunidenses es que el mal ejemplo isleo se constituyera en patrn a seguir por sociedades subdesarrolladas, que constataban la alta posibilidad de modernizarse en el lapso de una generacin.

La simple idea de que los pueblos latinoamericanos empezaran a demandar un nivel decoroso de vida, imitando el modelo cubano, ya constitua un reto intolerable que Estados Unidos estaba decidido a impedir. Mucho antes de la confrontacin directa contra la revolucin cubana, para altos funcionarios del gobierno estadunidense haba quedado muy clara la amenaza real que la isla representaba a los intereses imperiales.

Desde la administracin de Kennedy, sus asesores descartaron que la identidad comunista de la revolucin constituyese un peligro como para tomarse en serio; el riesgo latente, la amenaza cubana, fue la difusin incontrolada entre los pueblos regionales de la idea subversiva de que era posible tomar en sus manos el destino suyo y el de sus seres queridos, siguiendo el modelo cubano.

De manera permanente, las excusas para la agresin contra Cuba se han concatenado: primero fue la paranoia por el peligro comunista hacia la regin, caracterizada por sociedades brutalmente desiguales; ahora los pretextos para justificar el acoso del nuevo imperio romano contra la revolucin son los derechos humanos y el sbito amor a la democracia en la zona, an caracterizada por las endmicas desigualdades abismales. La simple existencia del rgimen cubano representa un desafo para Estados Unidos, impedido durante casi medio siglo de aplicar en la totalidad del Caribe su poltica hemisfrica de dominacin sustentada en la doctrina Monroe.

Impedido para atacar abiertamente a la revolucin luego del fracaso en Baha de Cochinos, durante las siguientes dos dcadas el gobierno estadunidense habra de llevar a efecto la que puede considerarse la mayor campaa terrorista permanente contra un pas soberano. Desde santuarios ubicados en territorio de Estados Unidos y operando en instalaciones oficiales, habran de partir comandos de saboteadores contra la revolucin.

Los objetivos incluiran atentados directos contra la vida de Fidel, atentados sancionados y aprobados por funcionarios de primer nivel en las administraciones de la Casa Blanca. Los detalles de estos magnicidios frustrados han sido descritos por comisiones senatoriales de Estados Unidos. Cul sera su reaccin si de Cuba partiesen bandas de sicarios con la bendicin de Castro para atentar contra la vida de presidentes estadunidenses?

A la agresin armada se aadira el estrangulamiento econmico de la isla, bloqueo equiparable a un ataque con armas de destruccin masiva, trmino popularizado por el gobierno de Estados Unidos para demonizar a sus enemigos, aun cuando stos no tengan ni la capacidad y ni siquiera el acceso a armas de esa naturaleza, dado que se trata ms bien de vctimas.

Sobre las consecuencias del brutal bloqueo econmico, hasta los enemigos de la revolucin admiten la inoperancia de la estrategia, aunque no lo hacen por motivos humanitarios o por los estragos que causa entre la poblacin, sino por razones prcticas: dicen que fortalece al rgimen en lugar de debilitarlo.

Los dogmticos del libre comercio deberan aceptar que incluso el mal interpretado por ellos Adam Smith denunciara el aberrante bloqueo. Aunque l lo hara por razones econmicas, mientras ellos enarbolan razones polticas, las peores para escabullirse de la denuncia contra una agresin al derecho internacional y a las leyes de la compasin y la humanidad que el imperio viola para doblegar a un pequeno pueblo acosado durante medio siglo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>