Un cruzado contra la nanotecnologa

Comparte

A su entender, lo que deben y pueden hacer esos pases es acercarse a esa nueva ciencia, pero slo para prevenir sus potenciales impactos dainos y aplicar regulaciones de seguridad.

Mooney, quien dirige el no gubernamental Grupo de Accin sobre Erosin, Tecnologa y Concentracin (ETC) con sede en Canad, viaja por el mundo promoviendo una moratoria a la nanotecnologa, que manipula a escala tomos y molculas, hasta que se establezcan regulaciones sobre sus implicaciones.

Esta nueva tecnologa se desarrolla sobre todo en pases del Norte industrializado, pero tambin en varios del Sur, como China, India, Brasil y Chile. En el mercado ya hay unos 700 alimentos, cosmticos y productos farmacuticos que contienen nanopartculas, pero no existe ningn tipo de etiquetado ni evaluacin de sus posibles impactos.

Los defensores de la nanotecnologa piden no detener su desarrollo y aseguran que en el futuro facilitar el diagnstico y tratamiento de enfermedades como el sida, el cncer y la tuberculosis, el control de toxicidad en alimentos y suelos y la purificacin del agua.

Autor del libro Semillas de la Tierra (1979), un estudio pionero sobre los recursos genticos agrcolas, Mooney ha dedicado la mayor parte de su vida al anlisis de los impactos de la revolucin biotecnolgica.. Por esa labor recibi el Nobel Alternativo.

El activista dialog con Tierramrica durante su visita a Mxico en noviembre.

Tierramrica: —Usted y su grupo proponen desde 2002 declarar una moratoria en el desarrollo de la nanotecnologa. Realmente cree que eso ser posible?

Mooney: — Nosotros todava pensamos que la moratoria es una propuesta inteligente, adecuada para la situacin actual, pero en realidad sabamos que no necesariamente iba a cumplirse. Desde el punto de vista poltico va a ser difcil que se d.

—An as insistirn en la moratoria?

—S, porque ha provocado el avance general de la discusin. Logramos ya que Greenpeace nos apoyara, igual que otras organizaciones ambientalistas y sindicales en diversos pases. Tambin hay un grupo de 26 gobiernos que ya se ha reunido una vez en Washington y otra en Bruselas para discutir sobre regulaciones a la nanotecnologa. Adems, en Naciones Unidas ya se considera la necesidad de tener regulaciones internacionales sobre los impactos de las nuevas tecnologas. Todo esto no exista antes de la moratoria que pidi ETC.

—Por qu frenar la nanotecnologa cuando podra solucionar problemas de salud y otros? Algunos cientficos advierten que declarar una moratoria podra crear una brecha similar a la digital entre pases ricos y pobres.

—Porque los impactos en la salud y ambientales son potencialmente peligrosos y actualmente no hay regulaciones. Adems, pueden golpear econmicamente a los pases del Sur debido a la sustitucin de materias primas. Ya se est utilizando nanotecnologa para sustituir materiales como el caucho de los neumticos, y en poco aos, la demanda de caucho natural caer fuertemente. Lo mismo podra suceder con fibras textiles, como el algodn. Desde 1997 las universidades de Oxford y Montreal mostraron que el dixido de titanio y el xido de zinc en nanopartculas, presentes en cosmticos y bloqueadores solares, generan radicales libres y pueden ocasionar daos genticos.

—Pases en desarrollo planean competir en el mercado nanotecnolgico. Qu opina?

—Definitivamente es importante que los pases del Sur tengan la capacidad cientfica de monitorear lo que sucede con esta dinmica tecnologa, evaluarla y dar seguimiento a su impacto en sus sociedades. Pero es una ilusin bastante ingenua pensar que se va competir en el mercado. Podrn entrar en ste, intentarn competir pero terminarn trabajando para las empresas transnacionales en contra de su propia poblacin.

—A dnde debera entonces apuntar el Sur sus esfuerzos?

—Los pases del Sur deben afirmar la diversidad tecnolgica, es decir, tener un espectro de tecnologas disponibles, incluyendo la nanotecnologa, pero sin negar otras de las que ya disponen y que hay que revitalizarlas, recuperarlas o reafirmarlas. Adems, se necesita que esos pases tengan una discusin social mucho ms amplia y que no suceda como ahora, en la Organizacin Mundial de Comercio, adonde van sin tener ideas claras sobre el impacto de esta tecnologa en el comercio global.

* El autor es corresponsal de IPS. Publicado originalmente el 19 de noviembre por la red latinoamericana de diarios de Tierramrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>