Un programa político de la integración

Comparte

Durante la sesión de clausura los delegados y delegadas compartimos reflexiones y propuestas sobre la situación actual de las luchas de nuestros pueblos, que próximamente quedarán sintetizadas en una declaración final y planes de acción concretos.

En el plenario se reconoció la necesidad de fortalecer las luchas participativas y transformadoras de los pueblos americanos.

“Se acentúan las condiciones para superar la oscura etapa del neoliberalismo y los planes hegemónicos del imperio. No obstante, aun predominan esos flagelos en la mayoría de nuestros países.”

Por esa razón, el objetivo continúa siendo la lucha contra el imperialismo y sus políticas neoliberales, y en especial, contra prácticas más avanzadas que disfrazan al libre comercio de TLC, ASPAN o de acuerdos con la Unión Europea.

Las voces reunidas reconocieron que ante esa realidad nuestros pueblos no han dejado de resistir. Ejemplos como las movilizaciones de los pueblos de Costa Rica y Colombia en contra de los TLC, o la del pueblo de Oaxaca por sus derechos, así lo atestiguan.

No obstante, se planteó la urgencia de generar un mayor consenso en torno a la integración, “que se consolide en un programa político” que dialogue con los procesos de integración sensibles que vivimos hoy.

Todos y todas coincidimos que “los procesos de integración de los pueblos no pueden jamás ser realizados sino desde la base del respeto a sus derechos, sus ambientes y territorios”.

Los movimientos, redes, organizaciones sociales presentes en la clausura saludamos el avance de iniciativas como el ALBA y el estímulo a una transformación social basada en la participación, el respeto, la pluralidad y el diálogo.

De igual manera, se reconoció la decisión de varios gobiernos latinoamericanos de cuestionarse su membresía en instituciones financieras como el FMI, el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo.

Por último, y como nota destacada de la tarde, contamos con la presencia de Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, quien realizó un análisis detallado sobre la relación histórica del gobierno norteamericano con terroristas como Luis Posada Carriles.

Alarcón destacó la conexión entre el atentando de Posada al avión cubano en Barbados y la situación actual de este en los Estados Unidos.

“Fue la CIA la que provocó Barbados, una CIA dirigida en aquel entonces por Bush padre”. Treinta años después, Bush hijo viola las leyes de su propio país al no entregar a Posada a la justicia.

El presidente del parlamento cubano hizo un llamado a sumar voces por la liberación de los Cinco, luchadores antiterroristas que continúan encarcelados en cárceles norteamericanas.

“Con su resistencia ellos nos demuestran que otro mundo, en realidad, sí es posible.”

(5/mayo/07)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>