Una carta militante y poética para nuestros hermanos y hermanas

Comparte

Ya se sabía, cuando nos constituimos como Centro el 25 de abril de 1987, que transitaríamos con mayor asiduidad los puentes que, desde la militancia de nuestros fundadores en el movimiento ecuménico y en la comprometida Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao, se habían construido hacia América Latina. A esta historia pertenecen también las complicidades previas con hermanos y hermanas de la teología de la liberación.

Además, teníamos como herencia ese ir y venir de Cuba, a las luchas políticas, armadas y sociales desde los primeros momentos de la Revolución. Y ahora, eran los ochenta. En Casa de las Américas, se habían realizado varios encuentros de educación popular; el brasileño Paulo Freire visitaba por primera vez la Isla y el teólogo y escritor Frei Betto ayudaba a hacer más gruesos los vínculos de Cuba con su Brasil entrañable: el Brasil de las luchas de la pastoral operaria, de la pastoral de la tierra, de los movimientos populares y sindicales; el Brasil de campamentos y asentamientos de los Sin Tierra y de la relectura popular de la Biblia. La educación popular, esa filosofía de la liberación, junto a una teología popular, crítica y comprometida se convirtieron en práctica y nos propusimos derramar sus concepciones a través de nuestro trabajo.

A lo largo de estos años, hicimos propias las voces de organizaciones campesinas, de mujeres, indígenas, eclesiales, ecuménicas, negras, sindicales, estudiantiles y echamos suerte con ellas. Y lo conseguimos mientras entrábamos en “su casa, su calle y su barrio” como si fuesen nuestros. De estos luchadores y luchadoras, aprendimos la mística que hoy envuelve la vida del Centro y que intentamos devolver en los talleres de formación y en la comunicación que destinamos a Nuestra América.

Con ternura y compromiso, recordamos la Campaña por los 500 Años de Resistencia Indígena, Negra y Popular; nuestras andanzas con Don Durito de Lacandona, llevando la Revista América Libre bajo el brazo; las horas de conspiración en los Encuentros Hemisféricos y en las campañas continentales contra el ALCA, la militarización y las deudas; el nacimiento de la Convergencia de los Movimientos de los Pueblos de las Américas (COMPA); los días del parto, lanzamiento y sucesivas ediciones del Foro Social Mundial, la Asamblea Mundial de Movimientos Sociales y la Minga Informativa, y tantos otros procesos y eventos que son imborrables huellas de lo andado.

Acogimos las manos ofrecidas por el Centro de Educación Popular del Instituto Sede Sapientae (CEPIS), y el Centro Ecuménico al Servicio de la Evangelización y la Educación Popular (CESEP), de Brasil; la mesoamericana Red Alforja; los compas chilenos de Educación y Comunicación (ECO); el Departamento Ecuménico de Investigaciones y el Seminario Bíblico Latinoamericano, de Costa Rica y las que nos extendieron otros amigos y amigas, que dejaron sus ideas en el crisol de esta epopeya singular y macroecuménica que es nuestro Centro y las redes sociales que hoy anima. Convivir con ustedes ha fortalecido la terquedad en la defensa de nuestra consciente, rebelde y profética opción socialista, al poder tocar las diversas maneras en que sueñan una América distinta.

Queríamos dejarles estas palabras de agradecimiento y hablarles una vez más de la responsabilidad que tenemos con cada lucha en la región, con cada sitio donde anide la fe en lo humano. A nuestros 25 años, nos sentimos fuertes para seguir caminando, para hacer de nuestra solidaridad con los movimientos y organizaciones sociales, un gesto diario.

A la vez, tenemos certezas de que estarán junto a nosotras y nosotros en esta hora de Cuba, y que los sentidos que compartimos y sus capacidades de crear por la transformación política y social, aun en medio de muchas opresiones, nos servirán para mantener despierta y darle vitalidad a nuestra vocación de resistencia. Esperamos reencontrarnos cada día en el largo camino de la emancipación.

Reciban el abrazo de sus compañeros y compañeras del Centro, como cariñosamente nombramos a nuestra institución.

Enero del 2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>