¡Urgente movilización global para lograr acuerdos en Copenhague!

Comparte

“Si el clima fuera un banco, ya lo habrían salvado.”
Consigna de los manifestantes en Copenhague

“Nos manifestamos en Berlín, y el muro cayó. Nos manifestamos por Sudáfrica, y el apartheid cayó. Nos hemos manifestado en Copenhague y lograremos un acuerdo real.”
Arzobispo sudafricano Desmond Tutu

Los países ricos, responsables del calentamiento global, están boicoteando la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático que se desarrolla en Copenhague, Dinamarca, porque se niegan a asumir compromisos reales para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero e insisten en apelar a las falsas soluciones que se circunscriben a los mecanismos del mercado y que en la práctica son igualmente depredadores y contaminantes y vulneran derechos esenciales de los pueblos.

Como bien han advertido los movimientos sociales en las actividades paralelas a esta Cumbre, no hay un “planeta B”. Si no se toman acuerdos serios y se cumplen estrictamente, toda forma de vida desaparecerá del planeta.

Por ello instamos a los representantes de los gobiernos participantes en la COP15 que apuestan por soluciones reales, distintas al capitalismo y a los negocios ambientales, a no abandonar el recinto donde se desarrolla la Cumbre hasta que se llegue a acuerdos vinculados a esas soluciones reales. Y convocamos a los movimientos sociales de todo el globo a seguir ejerciendo presión para lograr que se tomen esos acuerdos.

Como movimiento indígena nos hicimos presentes en Klimaforum09 (las actividades paralelas del movimiento social en Copenhague) y en la gigantesca movilización (cien mil personas) que recorrió la capital danesa exigiendo a los países ricos y sus multinacionales que asuman su responsabilidad por la destrucción de la vida en el planeta. Nuestras propuestas fueron recogidas en la Declaración titulada “Cambiemos el sistema, no el clima” y lo sustancial de ellas es:

Acuerdos inmediatos sobre reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Compromiso de reducción de consumo de combustibles fósiles.
No a las falsas soluciones: agrocombustibles, mercados de carbono, energía nuclear, represas, etc.

Moratoria de actividades extractivas contaminantes en países con ecosistemas sensibles que representan las reservas mundiales de agua y biodiversidad.

Reconocimiento y pago de la deuda ecológica con nuestros pueblos, producto de más de cinco siglos de saqueo y depredación de la Madre Tierra.

Financiamiento por parte de los países ricos de los programas que se implementen en los países pobres para enfrentar el cambio climático.
Constitución de una Corte Internacional de Delitos Ambientales.
Adopción por las Naciones Unidas de una Declaración de Derechos de la Madre Naturaleza.

Participación de los pueblos indígenas y las organizaciones sociales en general en todos los mecanismos, instituciones y programas locales, nacionales, regionales e internacionales relacionados con el calentamiento global.

Estas son las medidas urgentes, para el plazo inmediato. Pero todas ellas se insertan en nuestra propuesta integral de Buen Vivir: retornar a la armonía con la Madre Tierra y entre los pueblos, con equidad y reciprocidad, desde la diversidad cultural y biológica, abandonando la visión del planeta como un simple depósito de recursos y produciendo no para la acumulación de unos pocos sino para la satisfacción de las necesidades de todos los seres vivos que poblamos este planeta.

Lima, 17 de diciembre de 2009.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>