Y el Grito activó a Santiago

Comparte

Justo el día seis se encendieron los motores para caminar en otro viaje hacia la Educación popular, esta vez con el módulo de comunicación del grupo FEPAD Oficina del Conservador de la Ciudad-Patrimonio.

Como reconocieron sus integrantes, son ya visibles los cambios personales experimentados desde que nuestras vidas fueran impactadas por esta metodología y filosofía de vida. Se compartieron anécdotas, vivencias y emociones sobre lo positivo que hemos vivenciado en este tiempo y también lo que no nos ha salido muy bien, reconociendo como la Educación Popular nos aporta fuerzas renovadas para enfrentar los cambios que han ocurrido en nuestro contexto laboral, familiar y social en los últimos tiempos.

El Grito de los Excluidos se celebró por primera vez en nuestra ciudad. Con mucho empeño nos reunimos estudiantes haitianos, periodistas y comunicadores sociales, poetas, profesores, presidentes de consejos populares e integrantes de los programas Socioteológico y de Educación Popular, quienes no dudaron en acompañarnos pese al prolongado apagón que durante casi todo el día afectó a gran parte del centro histórico de Santiago de Cuba.

La librería ateneo Amado Ramón Sánchez en la céntrica calle Enramadas se encendió con las luces de nuestra Red. En la voz del poeta y educador popular Reynaldo García se presentó la agenda y se convocó a hacer propia la cosmovisión del Buen vivir-buen convivir. Se compartió la historia del Grito, las diversas y múltiples formas en que se celebra en los diferentes países de América Latina, a lo que se sumó nuestra Isla con la presentación de la agenda, la demanda por la libertad de nuestros Cinco hermanos encarcelados en los Estados Unidos, socializamos correos electrónicos y una postal para movilizarnos cada día 5 y reclamar la libertad hasta que los tengamos de vuelta en Cuba y con sus familias.

En las voces de Exalus Jeanty Fils y Junior Wilner Lahens, estudiantes haitianos de sexto año de la Facultad de Ciencias Médicas del Caribe, escuchamos la carta redactada por las organizaciones asociadas al Grito reunidas en Puerto Príncipe, justo al conmemorarse un año y nueve meses del terremoto que devastara ese país y dirigida al secretario general de la ONU, en la cual se exige respeto para este pueblo hermano y la retirada inmediata de las tropas de la MINUSTAH. Luego de un conmovedor intercambio de testimonios, que generó preguntas, nos acercamos a la situación del pueblo haitiano, a su historia de resistencia, a sus necesidades y a sus esperanzas por lo que aquella sala se colmó de solidaridad sentida y expresada en profundos mensajes dejados por los participantes en murales que ambientaron el lugar y que nos acompañarán al encuentro territorial para seguir juntando solidaridad.

Otra jornada inolvidable fue la del 26, el sitio escogido por los coordinadores fue el Centro Cultural Surtidor de Sueños, que integra el Proyecto del Sitio Castillo del Morro, en el que tiene lugar el proyecto sociocultural Sueños y Fantasías que acompaña la Red. Luego de integrarnos, expresar nuestra alegría por el reencuentro, reconocernos no como miembros de los grupos FEPAD sino como parte de algo mayor, analizar cuánto hemos hecho hasta este momento en 2011 y cuáles han sido nuestros logros y dificultades, dedicamos tiempo a la consolidación y el trabajo de los nodos, lo que a juicio de todas y todos será garantía para mejorar el funcionamiento, aprovechar las capacidades individuales y generar mayor participación y acción concreta y así multiplicar la propuesta.

Con la planificación del 2012 lista daremos continuidad a los grupos FEPAD ya existentes y se abrirán otros nuevos. Asimismo estamos pensando en publicar un boletín y el directorio digital de la Red territorial, hacer una jornada de presentaciones de textos y audiovisuales de la Editorial Caminos en el mes de diciembre para conmemorar el 25 Aniversario del CMMLK. Muchas son las ideas que queremos desarrollar: un evento de experiencias comunitarias desde la Educación Popular así como fortalecer las alianzas con otros educadores populares del territorio y con instituciones que comparten nuestros principios y prácticas.

Al evaluar lo que hemos construido hasta aquí, nos percatamos de la necesidad e importancia de sistematizar y fortalecer la comunicación hacia lo interno de la Red. Asistimos a una jornada útil, de construcción colectiva y nos despedimos de la paz y la armonía que se respira en este entorno marinero para regresar a la ciudad y seguir tejiendo sueños. Antes de la partida, Nadia nos regalaba el cielo a pedacitos.

Marilín Peña es socióloga y pertenece al Plan Maestro de la Oficina del Conservador de la Ciudad en Santiago de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>