Inicio América Latina Jugar con fuego

Jugar con fuego

Nada es previsible en este país de galopante politiquería, de absurdas e ilógicas pasiones capaces de conducir al caos, anarquía y disolución de la República.

Ciertamente que la derecha política ha sido derrotada en las urnas, pero su poder político y económico está intacto y al parecer no descansará hasta ver derrocado al gobierno del presidente Correa que es atacado por todos los flancos y, generalmente, en respuesta a sus propias posiciones y dicciones.

La oposición pertinaz que aborrece los cambios y odia ideológicamente a todo lo que huela a socialismo juega con fuego, si cree que este pueblo quedará tranquilo, si le cortan las alas de sus sueños de otro Ecuador más justo, humano y solidario.

Se ha suprimido el debate de las ideas para dar paso a peroratas y expresiones que quieren ser irónicas y que resultan insultantes. No existen razonamiento sino apelaciones a instintos y afectividades para sembrar incertidumbres.

Se ha desechado el análisis de las realidades múltiples y cambiantes para manipular hechos, datos, cifras.

El discurso mediático ha sustituido a una verdadera y orgánica oposición política, simplemente porque los partidos políticos tradicionales, fueron víctimas de su propios y prepotentes errores.

El Ecuador sería distinto si se produjera un debate profundo sobre ideologías filosofías, doctrinas. Si en pleno uso de la libertad de expresión del pensamiento que, irrefutablemente existe, la oposición, con fundamentos teóricos y científicos, fuese capaz de demostrar que el «Socialismo Siglo XXI» es una quimera, que la justicia social es una utopía inalcanzable, que la «Revolución Ciudadana» es una farsa.

Qué loable sería que los intelectuales del neoliberalismo y los ideólogos de las derechas políticas y económicas dijeran qué es la democracia y qué tipo de democracia quisieran, que expusieran sus razones para sugerirle a la ciudadanía, no imponerla, qué tipo de Asamblea Constituyente quieren y que Carta Política desean.

De las frases simples e hirientes, podrían pasar al discurso coherente con sus intereses de clase, diferentes a los del país.

Pero en lugar del debate y la exposición de pensamientos se ataca y se agrede.

Se organiza la especulación con el gas de uso doméstico, sospechosamente se elevan los precios de los productos de la canasta básica familiar y crece la inflación, se expande el rumor sobre el fin de la dolarización y hasta se exhiben billetes de miles de sucres con el rostro del Presidente Correa, baja estrepitosamente la producción petrolera y se insiste en la influencia del chavismo, anuncian nuevos videos con imaginativos escándalos de corrupción para implicar a altos funcionarios, se insiste en la pugna Ejecutivo-Congreso para evitar la aprobación de la «Ley de Justicia Financiera», de las reformas a Ley de Hidrocarburos para sancionar el contrabando y con «dignos e indignos» se arman nuevas mayorías antigubernamentales, en tanto que la oposición vocifera en los medios de comunicación social, particularmente de la televisión y radiodifusión que rechazaron las prohibiciones para reproducir videos y grabaciones que violen el derecho a la privacidad, intimidad personal y familiar para proteger el buen nombre, la buena reputación y el honor de las personas.

Las necesarias crítica y autocrítica dan paso a griteríos que crean confusión, como para indicar que hay un plan macabro, milimétricamente trazado, puesto en ejecución hasta que caiga quien caiga.

La derecha debería reflexionar sobre: “Quien siembra vientos cosecha tempestades”.

Altercom
Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicación para la Libertad.
Rodrigo Santillán Peralbo
Periodista ecuatoriano, miembro del Consejo Editorial de Altercom, presidió de la Unión Nacional de Periodistas y fue directivo de la FELAP y la OIP, Profesor de la Universidad Central del Ecuador, autor de varios estudios publicados, fue director de la Revista Siempre, ahora integra el Tribunal Dignidad Soberanía y Paz contra la Guerra.

RELATED ARTICLES

Paulo Freire: el hombre que se reunía con Marx y con Cristo

Por Reynaldo García Blanco Paulo Freire sigue siendo una deuda en nuestro país en muchos sentidos. Deuda editorial. Deuda académica. Deuda de un acercamiento más...

Palabras inciales: “Libres para amar”

Por Ada C. Alfonso Rodríguez En los últimos años he tenido la oportunidad de leer algunos libros cubanos en cuyas páginas, con menor o mayor...

“Nuestra América”, síntesis para volver a José Martí

Por José Martí Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifique...
- Advertisment -
4,826FansMe gusta
2,021SeguidoresSeguir
107suscriptoresSuscribirte

Most Popular

Paulo Freire: el hombre que se reunía con Marx y con Cristo

Por Reynaldo García Blanco Paulo Freire sigue siendo una deuda en nuestro país en muchos sentidos. Deuda editorial. Deuda académica. Deuda de un acercamiento más...

Palabras inciales: “Libres para amar”

Por Ada C. Alfonso Rodríguez En los últimos años he tenido la oportunidad de leer algunos libros cubanos en cuyas páginas, con menor o mayor...

“Nuestra América”, síntesis para volver a José Martí

Por José Martí Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifique...

Desarrolla redes en Mayabeque Feria del Libro territorial

La redes de Educadores y Educadoras Populares y la ecuménica Fe por Cuba en Mayabeque que anima nuestro Centro Memorial "Martin Luther King" en...
[searchandfilter fields="search,category,post_tag"]