Inicio Cuba Ordenaron en Cuba a obispos episcopales

Ordenaron en Cuba a obispos episcopales

Cot Aguilera, quien desde los 12 años comenzó su militancia en la Iglesia Metodista en la provincia de Villa Clara, estaba destacada actualmente como canóniga en la Catedral de La Habana.

Comenzó a estudiar teología para prepararse como misionera en el año 1957 y en 1986, tras formar parte del grupo de tres primeras mujeres ordenado, permaneció como diácona.

Su historia incluye la labor en el sacerdocio obrero, en la central provincia de Camagüey mientras trabajaba, paralelamente, como profesora de Secundaria Básica.

La formación cristiana familiar se expresa en su hija mayor Madeleine, Secretaria de la Catedral Episcopal, otra hija, Marianela, ordenada recientemente Presbítera y doctorándose en Teología Práctica en Brasil y Aurelio, su tercer hijo, presbítero de dos iglesias.

En una reciente entrevista, se consideró fruto de la actual sociedad cubana porque la aceptó y le propició la superación sin prejuicio alguno, lo cual incluyó el perfeccionamiento de sus estudios en la licenciatura de Lenguas Extranjeras.

En la misma ceremonia de hoy, efectuada en la Catedral Episcopal, se ordenó también como obispo sufragáneo al presbítero Ulises Agüero Prendes, quien trabajó por muchos años como Arcediano en la zona suroriental cubana.

Agüero es ingeniero electricista y trabajó 40 años en la Empresa Eléctrica, jubilándose posteriormente.

Asistieron a la ordenación Andrew Hutchison, Arzobispo Primado de la Iglesia Episcopal de Canadá y Katharine J. Schory, Primada de la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos.

También estuvieron presentes Julio Ernesto Murria Thompson, presidente del Consejo Latinoamericano de Iglesias y representantes en Cuba de otras comunidades e instituciones religiosas.

RELATED ARTICLES

Declaración en defensa de la Revolución Bolivariana en el camino de la integración de los pueblos

Quien se levanta hoy con Venezuela, se levanta para todos los tiempos

¿De qué se trata el amor?

La base del amor cursi es la posesión, la propiedad sobre lo amado. Se trata de elegir el desafío de desaprender el amor cursi y descubrir ese amor ontológico que está en la condición humana.

El hermano de Marcos

Hoy, cuando lo vi tan quietecito, lloré, pero un poquito…porque ya soy grande. Le dije a mamá que no se preocupara, ahora yo soy el hombre de la casa, ya casi voy a cumplir nueve y seguro hay algún trabajito en la mina para mí. Yo no le tengo miedo a la oscuridad.

Deja un comentario

- Advertisment -
4,826FansMe gusta
2,021SeguidoresSeguir
107suscriptoresSuscribirte

Most Popular

Declaración en defensa de la Revolución Bolivariana en el camino de la integración de los pueblos

Quien se levanta hoy con Venezuela, se levanta para todos los tiempos

¿De qué se trata el amor?

La base del amor cursi es la posesión, la propiedad sobre lo amado. Se trata de elegir el desafío de desaprender el amor cursi y descubrir ese amor ontológico que está en la condición humana.

El hermano de Marcos

Hoy, cuando lo vi tan quietecito, lloré, pero un poquito…porque ya soy grande. Le dije a mamá que no se preocupara, ahora yo soy el hombre de la casa, ya casi voy a cumplir nueve y seguro hay algún trabajito en la mina para mí. Yo no le tengo miedo a la oscuridad.

Silvio causa amor

Un tipo que, sin alardes ni empeños, es una suerte de reserva moral de la revolución, en las muchas latitudes en que esta se manifiesta. Siempre él, con la palabra a pie de época y sus contradicciones. Su nueva canción es esperada permanentemente, para entender, para entregar, para avanzar, para suponer lo bueno posible, para encontrar la denuncia justa. Canción donde se aguarda la vitalidad de lo que pareciera derrotado: la libertad, el amor, la vida.
[searchandfilter fields="search,category,post_tag"]