Inicio Cuba Mojarse significa arder

Mojarse significa arder

Por Yuliet Teresa Villares Parejo

 

(Palabras a propósito de la Feria del Libro y la Literatura, 2022)

Hago mía esta frase del Colectivo La Tizza, que me estremece demasiado: «mojarse significa arder» . Y, es precisamente en el marco de la presentación del libro Incendiar el océano. Pensamiento crítico cincuenta años después, en que la Editorial Caminos, en esa amistad y admiración inmensa hacia Fernando Martínez Heredia y, por ende, a la revista Pensamiento Crítico, nos conmueve esta convocatoria a “revivirlo”. Fernando sigue entre nosotrxs y esa es una verdad como templo.

El mayor peso de lo que pueda decir prefiero releerlo en las palabras editoriales, a cargo de su compañera de vida Esther Pérez, «este libro consta de dos parte. La primara recoge las ponencias presentadas y debatidas en al coloquio celebrado en febrero de 2017 para conmemorar el cincuentenario de Pensamiento Crítico, la revista cubana de pensamiento publicada desde mediados de los setenta hasta 1971 por un colectivo perteneciente al primer Departamento de Filosofía de la Universidad de La Habana, o, como les gustaba llamarse a sus miembros, “el grupo de la Calle K”. La segunda, convocada al calor del momento, reúne las evocaciones de Fernando Martínez Heredia, el director del PC, realizadas en el Instituto Juan Marinello por algunos de sus compañeros de tres generaciones, diez días después de su muerte inesperada».

Yo todavía no he entendido del todo la obra de Fernando —les soy sincera—. Ha sido una fuerza múltiple, en cada espacio, debate, en las maneras en que se articula y se ejecuta el pensamiento crítico, la mirada contextual a Cuba, el sentido de patriotismo, o como decimos ahora, militancia del Centro Memorial Martin Luther King Jr., ahí está él. No alcanzo a entender la dimensión del maestro que no conocí personalmente. He llegado a él, por lxs amigxs y eso es una fuerza más. La primera vez que conocí a Esther, quien por referencia sabía de su aporte sustantivo al movimiento “lutherkiniano” en Cuba, fue místico. Marcel Lueiro, quien creo es fiel discípulo de ambos (Fernando y Esther), tuvo una exquisita narración del movimiento al que hace muy poco me he incorporado para construir colectivamente. “La educación popular (EP) es lo más apabullante que puede asumirse. Una vez que entiendes la EP no te permites estar inerte”. Marcel no debe acordarse de la vez que me dijo esto, día de oficina una mañana cualquiera.

Cuando Fernando decidió sustancialmente «no seguir en el vórtice», iluso al no saber que seguiríamos su siembra. La «rebeldía es la adultez de la cultura» dijo y aquí estamos, más rebeldes, más adultos. Otras de las personas que me ha acercado a su pedagogía es Llanisca Lugo, educadora popular confesada. Su referencia a que «la Revolución es un acto de imaginación fuera de los bordes de lo posible; que en su centro están los imaginarios y representaciones, el cuerpo simbólico y cultural de la nación y no las condiciones materiales de existencia» es mantra para quienes queremos apropiarnos de su vida, de su signo.

Incendiar el océano es una utopía y lo sabemos. Es el símbolo de lo imposible ¿acaso combinan fuego y agua irresistiblemente? La alegoría a una etapa del pensamiento cubano en el que se desarrollaban una variedad asombrosa de porfías, nos convoca a la bifurcación histórica de renombrarlo. La invitación a leer esta compilación de textos que hablan de amor, compromisos, ternura y socialismo en evocación a la revista Pensamiento Crítico y la persona de Fernando, bajo la coordinación editorial de Sayonara Tamayo Arjona, la edición de Esther, el diseño de cubierta de Alejandro Cuervo y la diagramación de Frank Alejandro Cuesta, queda en manos de quienes quieran «mojarse» bajo el caudal incendiario de lo que significa la discusión pública de Cuba, de nosotros y nosotras.

Referencias

Lugo, L. (junio de 2017). Que Fernando nos acompañe. La Tizza. Recuperado el 20 de abril de 2022, de https://medium.com/…/que-fernando-nos-acompa%C3%B1e…

Tizza, L. (20 de marzo de 2017). Pensamiento Crítico: hervores de medio siglo. La Tizza. Recuperado el 20 de abril de 2022, de https://medium.com/la-tiza/pensamiento-crítico-hervores-de-medio-siglo-be9f8a4cf232#.e4up77rzg

Artículo anteriorGracias, dijo
Artículo siguienteEjercer la diaconía hasta la comunidad
RELATED ARTICLES

No es una ecuación del azar

Compartimos una serie de crónicas cortas sobre la visita a Pinar del Río y las experiencias vividas por trabajadores/as del Centro Martin Luther King Jr.  

Queda esto, seguir sirviendo

Por Yuliet Teresa VP  Habría que ver el rostro de la gente; quien lo ha perdido todo sabe lo que se siente recibir de manos...

Ejercer la diaconía hasta la comunidad

Por Lissy Villar Muñoz “Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la...
- Advertisment -
4,826FansMe gusta
2,021SeguidoresSeguir
107suscriptoresSuscribirte

Most Popular

No es una ecuación del azar

Compartimos una serie de crónicas cortas sobre la visita a Pinar del Río y las experiencias vividas por trabajadores/as del Centro Martin Luther King Jr.  

Queda esto, seguir sirviendo

Por Yuliet Teresa VP  Habría que ver el rostro de la gente; quien lo ha perdido todo sabe lo que se siente recibir de manos...

Ejercer la diaconía hasta la comunidad

Por Lissy Villar Muñoz “Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la...

Mojarse significa arder

Fernando sigue entre nosotrxs y esa es una verdad como templo.
[searchandfilter fields="search,category,post_tag"]